Policiales

Pretendió robarle a un policía y terminó muerto de cuatro balazos

Un solitario ladrón atacó a un agente de licencia y a un menor para quitarles sus pertenencias. El oficial se identificó como tal y hubo un tiroteo

Viernes 17 de Abril de 2015

El barrio República de la Sexta fue escenario de un intercambio de disparos entre un policía de civil y un joven armado "en una secuencia compatible con la de un robo seguida de enfrentamiento", como la definió ayer el fiscal de la Unidad de Homicidios Miguel Moreno. El hecho ocurrió ayer a las 3.30 en La Paz entre Chacabuco y Esmeralda cuando un efectivo de la Policía de Investigaciones (PDI), de 34 años y vestido de civil, se retiraba de una vivienda junto a un muchacho de 15 años. Según la versión oficial, un joven armado con una pistola calibre 22 interceptó a los hombres antes que subieran a un auto y los asaltó. Cuando el maleante se retiraba el policía se identificó como tal y entonces se produjo un intercambio de disparos en el cual el ladrón recibió tres impactos de frente y uno por la espalda por lo que murió en el lugar.

Siempre según la versión oficial, en la escena del crimen quedaron al menos una vaina calibre 22 y un número no precisado de 9 milímetros. El joven ladrón alcanzó a correr varios metros hasta que cayó sin vida sobre calle Chacabuco. Junto a él quedó una pistola calibre 22 marca Bersa. Poco más tarde fue identificado como Dante Iván Fiori, de 25 años. Algunos vecinos indicaron que a la escena del crimen se acercaron familiares del joven, que residía en las cercanías, quienes manifestaron a viva voz que habían tratado de "rescatarlo de sus adicciones". Pero el destino fue más fuerte. El fiscal ordenó que el arma reglamentaria del agente fuera peritada y restituida. Y que el mismo siga en libertad hasta conocer si le imputará el crimen o una legítima defensa.

Todo se desató el miércoles poco antes de las 3.30 de la mañana cuando un efectivo de Planimetría de la PDI en uso de licencia ordinaria por vacaciones llegó con su auto hasta La Paz entre Chacabuco y Esmeralda, en el sureste de la ciudad. Iba acompañado por una mujer y un muchacho de 15 años. El barrio, conocido como "La Siberia" por su cercanía con el Centro Universitario Rosario (CUR), es un territorio bordeado por avenida Pellegrini, Necochea, Riobamba y la barranca que cae sobre avenida Belgrano. Allí, casi sobre la avenida que bordea el río, hay una villa desde hace más de 50 años.

 

Interceptados. Aunque la labor del efectivo es realizar planos de lugares de los hechos a investigar, al ser policía porta un arma provista por la fuerza. El hombre estacionó su vehículo y bajó unos minutos a una casa. De acuerdo al fiscal Moreno, cuando el agente y el adolescente caminaban hacia el auto para retirarse, fueron interceptados por un joven ladrón armado con una pistola calibre 22. El ladrón los sometió y los robó. Las víctimas del robo indicaron que se llevó hasta el frente del estéreo del auto que quedó tirado a metros de donde cayó muerto.

Una vecina que presenció lo ocurrido desde una ventana, indicó lo que vio mientras llamaba al 911. "Dos muchachos se querían subir a un auto cuando los interceptó un pibe y empezó a increparlos. Al acompañante lo hizo vaciarse los bolsillos y le gritaba que se metiera en el auto, en el asiento trasero. Ahí hubo como un forcejeo. Lo que se escuchaba es que el pibe le decía «no tengo nada, no tengo nada. Llevate la billetera, pero dejame el documento». Y ahí empezó a gritar (el ladrón) «Dale, dale, dale». Y entonces se escuchó el primer disparo. Después se sintió un «alto, policía». Y se escucharon cuatro o cinco disparos más. Se ve que lo siguió hasta la esquina, donde el pibe cayó muerto". Uno de los balazos impactó en el vidrio del portón del garaje de la vivienda de la vecina.

La investigación quedó en manos del fiscal Miguel Moreno, quien espera los resultados de las pericias que ordenó para determinar si imputará al policía por la muerte o si entiende que en el hecho hubo legítima defensa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario