Policiales

Presunto narco mexicano resistió un allanamiento a los tiros en el barrio de Belgrano

Estaba con su pareja y su suegra, quienes afirman que creyeron que se trataba de un robo. Los investigadores evalúan si supuso que lo atacaban sicarios.

Miércoles 23 de Abril de 2014

Buenos Aires.- Un hombre de nacionalidad mexicana fue detenido hoy luego de que resistiera a los tiros un allanamiento en el marco de una causa por narcotráfico, hiriera a un efectivo de Gendarmería Nacional y tomara de rehenes a su pareja embarazada y a su suegra en una casa del barrio porteño de Belgrano.

El secretario de Seguridad nacional, Sergio Berni, quien asumió en persona las negociaciones con el presunto narco para que se entregara, dijo esta madrugada a la prensa que los encargados del procedimiento se sorprendieron, ya que en el domicilio sólo buscaban documentación y “no se esperaba esa resistencia”.

Según informaron fuentes policiales, el hecho comenzó alrededor de las 23.30, cuando el hombre de ciudadanía mexicana, identificado sólo como César (42), se encontraba en la casa de sus suegros, un departamento en la planta baja de una propiedad horizontal ubicada en Amenábar al 1900, en el barrio de Belgrano.

“En el momento en que estábamos realizando una serie de allanamientos, seis en el conurbano bonaerense y dos en Capital, aquí en Amenábar al 1900 estaba Gendarmería y fueron recibidos a los tiros“, relató Berni a la prensa esta madrugada en el lugar del hecho, una vez finalizado el conflicto.

Las fuentes dijeron que, en el momento en que comenzó la balacera, César se encontraba junto a su pareja embarazada y la madre de ésta, en tanto que el padre de la mujer había salido a pasear al perro y vivió toda la situación desde la vereda.

“Tuvimos a un gendarme con una herida de bala en el brazo derecho, que gracias a Dios está totalmente fuera de peligro”, indicó Berni, en referencia a cuando el mexicano disparó su pistola a través de la mirilla de la puerta.

El funcionario nacional sostuvo que en la vivienda sólo se buscaba “documentación para avalar el resto del operativo”, por lo que fueron “sorprendidos” al encontrar resistencia a los tiros.

Luego de atender al gendarme, las autoridades convocaron al Grupo Especial de Operaciones Federales (Geof) y llegó a su vez el propio Berni.

El secretario de Seguridad detalló que “a partir de allí el delincuente que estaba adentro se resistió, tenía una familia adentro” y aseguró que fue él mismo quien hizo “las negociaciones necesarias para que depusiera su actitud”.

Finalmente, y tras dejar salir en una primera instancia a las mujeres, César tiró su arma en el baño de la propiedad y se entregó.

Al ser entrevistada más tarde por la Policía, la pareja del hombre dijo en medio de un ataque de nervios que dentro de la vivienda todos creyeron que estaban siendo asaltados por una banda de delincuentes y que por eso el ahora detenido disparó.

Sin embargo, los investigadores trabajaban esta mañana con la hipótesis de que el hombre pensó en realidad que había sido encontrado por sicarios que pretendían matarlo en el marco de la actividad delictiva que desarrollaba.

Los padres de la pareja de César, en tanto, también sufrieron un fuerte nerviosismo y dijeron que apenas lo conocían.

El hombre quedó detenido a disposición de la jueza federal de San Isidro Sandra Arroyo Salgado, quien lleva adelante una investigación que sigue los pasos de una banda de narcotraficantes.

“Se trataría de una organización importante”, aseguró Berni, aunque no especificó cuál es el papel que desempeñaría en ésta el hombre detenido.

Una vez apresado, el ciudadano mexicano brindó dos identidades diferentes, por lo que los pesquisas procuraban más precisiones la base de datos de Interpol. (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario