Policiales

Por un violento robo le dan falta de mérito a un muchacho con frondoso prontuario

Para la Justicia no hay elementos para imputar a Jonathan Cresciente, de 27 años y con varias causas en su haber, por un atraco en Máximo Paz de septiembre pasado.  

Domingo 22 de Junio de 2014

Jonathan Sebastián "Cachorra" Cresciente, un muchacho de 27 años animador de varias crónicas policiales, fue beneficiado con falta de mérito en una causa en la que se lo acusaba de haber participado en un violento robo en banda perpetrado en septiembre pasado a una familia en la localidad de Máximo Paz, a unos 70 kilómetros de Rosario. "Los elementos de convicción resultan insuficientes para el dictado del procesamiento como para sobreseer al imputado", indicó en su dictamen la jueza de Instrucción Marisol Usandizaga. Las sospechas sobre Cachorra surgieron cuando el número de su teléfono celular fue captado por una antena de telefonía de Personal en Máximo Paz antes y después del atraco. Pero al no haber testigos presenciales del robo y la imposibilidad por parte de las víctimas de reconocer a los delincuentes, ese indicio se transformó en endeble.

El robo por el que se acusó a Cresciente fue violento y ocurrió pasada la medianoche del 16 de septiembre pasado en una vivienda de calle 9 de Julio al 700 de la mencionada localidad del departamento Villa Constitución en la que viven unos 4 mil habitantes. Entonces, un número indeterminado de ladrones ingresaron a la vivienda de dos plantas empuñando armas de fuego. Subieron a las habitaciones y, encandilando con linternas a la pareja que dormía, los controlaron y los maniataron con cordones. Les exigieron dinero y joyas bajo la amenaza de llevarse secuestrada a la bebé del matrimonio, que dormía en la misma habitación. Así, los ladrones se hicieron con un botín de 38 mil pesos, tres cheques del Banco de Córdoba por 12 mil pesos cada uno, alhajas, celulares, una carabina calibre 22 y el Volkswagen Gol Trend color rojo de la familia en el que huyeron. El auto apareció poco después a unos 5 kilómetros del casco urbano de Máximo Paz.

"Cachorra" fue apresado el viernes 8 de noviembre último por personal de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) tras un tiroteo en la zona sur de Rosario. La detención motivó la revocatoria de un beneficio de libertad condicional del que gozaba. Esa resistencia calificada a la autoridad, tal como fue calificado el delito, ocurrió la noche del 5 de noviembre cuando en Estado de Israel al 400 (Uriburu a la misma altura) efectivos de la TOE divisaron a Cresciente cuando circulaba en una moto Honda 125, en una zona cercana al Fonavi de Grandoli y Gutiérrez donde creció. Al recibir la voz de alto policial, el muchacho hizo caso omiso, aceleró y abrió fuego con una pistola calibre 22. Los agentes de la TOE repelieron y lo hirieron en la pierna izquierda. Entonces perdió el control de la moto y arrolló a una mujer, que debió ser hospitalizada.

Buscado.Sobre "Cachorra" pesaban tres pedidos de captura de los juzgados de Instrucción 7 y 9 y de Sentencia 5. De esos pedidos el más comprometedor para Cresciente era que el regía por el expediente abierto por el ataque a balazos del que fuera víctima el 21 de noviembre de 2010 el barra de Newell?s Matías Pera, ocurrido en la plazoleta Rodolfo Walsh (Isola y pasaje Santafesino). Por ese caso fue procesado por "homicidio agravado por uso de arma de fuego en grado de tentativa" por la jueza de Instrucción Roxana Bernardelli. Pero la Sala 3ª de la Cámara de Apelaciones, integrada por los jueces Elena Ramón, Otto Crippa García y Ernesto Pangia, atendió la apelación presentada por el abogado defensor Marcos Cella y modificó la calificación por la de "lesiones graves agravadas por el uso de arma de fuego, con portación ilegal de arma de fuego".

Hace un mes "Cachorra" fue anoticiado de que se lo buscaba por el robo en Máximo Paz por el que recibió falta de mérito. Hoy está preso en la cárcel de Piñero esperando que se resuelva la causa de resistencia calificada a la autoridad de noviembre de 2013 que tramita en el juzgado de Instrucción 6 y que quedaron acumuladas en el "sistema conclusional de causas", según clarificó ayer el abogado Cella. Esta causa está en manos del juez de Instrucción Juan Carlos Vienna.

Los socios. "Cachorra" era un apodo conocido en la calles de Tablada, Villa Manuelita, la villa del Tanque y el barrio Municipal de Lamadrid 98 bis, además de los monoblock de Grandoli y Gutiérrez donde nació y se crió. Siempre estuvo ligado a los hermanos "Chapita" y René Ungaro, y su nombre se ganó un importante espacio en las crónicas policiales a partir de la disputa que se desató por el control de la barra de Newell's Old Boys tras la decadencia de Roberto "Pimpi" Caminos.

"Pimpi" fue asesinado a balazos el 19 de marzo de 2010 a las puertas del desaparecido bar Ezeiza, en Servando Bayo y Zeballos. Y "Cachorra" marchó preso como sospechoso de haber participado en el crimen junto a los hermanos Ungaro y Alberto "Betito" Godoy. La TOE los detuvo en el boliche El Sotano que funcionaba en Mitre y Córdoba. René Ungaro y "Betito" Godoy fueron condenados por el crimen del líder de "La hinchada que nunca abandona" como se autodenomina la barra de "Pimpi". Pero "Chapita" y "Cachorra" fueron desligados del expediente. Tras estar preso casi tres semanas, "Cachorra" recibió la falta de mérito pero fue procesado junto a René Ungaro por amenazas contra Rosa Caminos, una hermana de "Pimpi".

"Cachorra" volvió a la tapa de las secciones Policiales de los diarios en enero de 2011 cuando efectivos de la División Judiciales lo detuvieron en las escalinatas de los Tribunales provinciales, sobre calle Moreno. Cresciente salía de cumplimentar un trámite en el juzgado de Instrucción 9 cuando fue apresado y acusado de ser quien disparó cinco veces contra Matías Leandro Pera el 21 de noviembre de 2010. Por las heridas recibidas aquel día, Pera permaneció 12 días internado. La investigación indicó que el "vuelto" a Pera se gestó luego de que Diego "Panadero" Ochoa (quien ocupó el paravalanchas tras la caída de "Pimpi" y hoy está preso y procesado por su muerte) sufriera un atentado a su poder en septiembre de 2010 durante un partido entre Newell?s e Independiente. Ese día, algunos de sus compinches —entre ellos el finado Maximiliano "Quemadito" Rodríguez y el propio Pera— se rebelaron y arremetieron a golpes contra Ochoa, su jefe, a quien dejaron en paños menores.

Remontándose en el tiempo, en octubre de 2009 y otra vez junto a los hermanos Ungaro, "Cachorra" fue sorprendido cuando escruchaban un departamento en un edificio ubicado a una cuadra de la comisaría 3ª, en Dorrego 90. También en 2009 René y Cresciente, junto al apodado "Tapón", estuvieron presos en la investigación del homicidio de Alexander Acosta, conocido como "Triple 6", un chico de 15 años asesinado el 25 de julio en el Fonavi de Alice y Lamadrid. Todas esas causas judiciales entorpecieron la libertad de Cresciente pero se fueron cerrando.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario