Policiales

Polémica por la falta de fiscales durante la revuelta en las cárceles

El ministro Marcelo Saín sostuvo que era importante esa presencia, cuando había incidentes graves con personas que están bajo custodia estatal. "La ausencia en esos casos es irresponsabilidad", dijo.

Martes 24 de Marzo de 2020

La ausencia de un fiscal en la escena de los hechos durante la crisis carcelaria la noche de ayer provocó un cortocircuito institucional. El ministro de Seguridad, Marcelo Saín, manifestó que esa omisión resulta grave, en una circunstancia en la que estaban transcurriendo delitos, en un ámbito donde el Estado tiene personas bajo su custodia, por lo que también hay que deslindar si se cometen ilícitos en el marco de las acciones de la fuerza pública. El fiscal regional santafesino Carlos Arietti le señaló a Saín que él podía proceder con las acciones que el poder político considerara pertinentes porque habia un delito flagrante ocurriendo. Saín le comunicó que consideraba lo contrario y que un fiscal debía estar allí.

“Hay una mirada totalmente distorsionada de la flagrancia dado que cuando un delito es flagrante es posible intervenir sin validación judicial”, dijo Saín. “Un amotinamiento en una prisión que dura más de diez horas deja de ser flagrancia, por la temporalidad y por la combinación continuada de muchos delitos que han tenido principio y fin a lo largo del evento. Aquí hubo de modo concurrente incendio intencional, daños, resistencia a la autoridad, privación de liberta y homicidio. Ya había un muerto al menos. Por eso debería haber autoridades fiscales en el hecho. Sino un secuestro de 25 días donde los captores negocian con la familia sería flagrancia y de resolución administrativa”.

>> Leer más: Detalles de la tensión que se vivió en dos penales

Esta madrugada unos 300 efectivos irrumpieron en la cárcel de Las Flores por la fuerza para recuperar el control de ese presidio sin que un fiscal se presentara en el teatro de operaciones. El fiscal regional santafesino consideró que las acciones podían desplegarse sin presencia de un funcionario del Ministerio Público de la Acusación (MPA) porque la ley faculta para ello al Poder Ejecutivo cuando un delito está en transcurso.

“Cuando hay muchos delitos graves que finalizaron, en un lugar de custodia estatal, bajo ningún punto de vista cabe el concepto de flagrancia. Lo único que se advierte si no está presente un funcionario fiscal en la escena es irresponsabilidad”, sostuvo el titular de Seguridad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario