Policiales

Piden que “El Ariel” Cantero siga el juicio a Los Monos bajo arresto domiciliario

Para los fiscales el hombre detenido hace seis meses fue el jefe del clan de narcos del barrio Las Flores. Sus defensores entienden que no hay peligro de fuga.

Viernes 30 de Octubre de 2015

Ariel Máximo Cantero, el hombre de 51 años procesado por integrar con un rol protagónico la banda de Los Monos, dio batalla ayer para obtener la libertad en la causa en la que lleva 6 meses preso. Sus abogados reclamaron ante un camarista que el jefe del clan familiar de zona sur pueda seguir el proceso bajo arresto domiciliario. Dos fiscales se opusieron y redoblaron la apuesta: adelantaron que la causa irá juicio con Cantero acusado como jefe u organizador, lo que supone una pena más alta que la correspondiente a un simple miembro.
  Esas fueron las dos líneas en tensión durante una audiencia oral en los Tribunales. Con chaleco antibalas, buzo negro y mirada inexpresiva, “El viejo” Cantero escuchó durante más de dos horas el ida y vuelta entre las partes por su libertad o su encierro. Un debate que por momentos desbordó el objetivo de revisar la medida cautelar y se pareció más a un juicio en plena discusión de pruebas. El camarista Daniel Acosta, tras mínimas intervenciones para acotarlo, dispuso un cuarto intermedio y resolverá la semana que viene.
  La audiencia llegó precedida por una sentencia que la semana pasada homologó el juicio abreviado para 11 integrantes del núcleo duro de la organización con penas que rondan los tres años de prisión (ver aparte) tras asumir ser parte de una asociación ilícita dedicada a cometer delitos varios con el narcotráfico como epicentro y en conexión con personal de fuerzas de seguridad.
  Traducido jurídicamente significa que la existencia de la organización está probada y fue asumida por varios de sus miembros. Una carta que sacaron a relucir los fiscales Guillermo Camporini y Cristina Rubiolo cuando les tocó exponer ayer.
  Cantero padre fue procesado en julio por la jueza de Instrucción Alejandra Rodenas, quien continuó el trámite de la megacausa iniciada por su par Juan Carlos Vienna, un juez para quien ayer no faltaron críticas de parte de los defensores Adrián Martínez, Fausto Yrure y Carlos Varela (ver aparte).
  La magistrada no encontró pruebas para imputarle a Cantero padre la jefatura de la banda en el período investigado, pero lo consideró un “miembro privilegiado” en base a escuchas y testimonios que lo ubican recibiendo información sobre actividades como negociar con la policía o eludirla, el uso de armas, la gestión de búnkers o el cambio de teléfonos para evitar intervenciones.
  El padre de Claudio “Pájaro” Cantero, asesinado en mayo de 2013, fue enviado a juicio después que los más de 30 acusados en la causa porque estuvo dos años prófugo. Hasta que fue detenido en un carro tirado por un caballo cerca de su casa de Avellaneda al 4000, donde criaba caballos y chanchos y vivía con su pareja actual y cuatro hijos.

El motivo. La audiencia de ayer fue para discutir la medida de prisión preventiva que entonces dictó la jueza Rodenas. El defensor Martínez planteó que se impuso sin fundamentos, que de recibir la pena mínima de 3 años de prisión Cantero podría salir en libertad condicional dentro de dos meses. Y que su cliente nunca estuvo prófugo sino que no lo buscaban en su domicilio.   Por lo tanto, consideró que no hay una expectativa de pena efectiva ni peligro de fuga, requisitos que justifican mantenerlo preso durante el juicio.
  Luego Yrure señaló que dos testimonios que obran en las pruebas fueron obtenidos con medios irregulares y que en las escuchas Cantero conversa con sus familiares —sobre todo con su hijo de crianza Ramón “Monchi” Machuca, aún prófugo— sobre cuestiones personales sin suponer una actividad ilícita. Pidió que se revoque la medida, se declare nulo el escrito que la ordenó o se le otorgue la prisión domiciliaria.

El jefe. Los fiscales se opusieron. Camporini advirtió que si bien Cantero está procesado como miembro de la banda, la fiscalía formulará la requisitoria de elevación bajo el rango de jefe u organizador de la banda, lo que prevé 5 años de pena mínima. “Cualquier pena implicaría un lapso prolongado en prisión”, dijo el fiscal, y remarcó que el acusado “no podía desconocer que era buscado. Era público y notorio. Tenía captura internacional”.
  “No es una persona primaria en el campo delictual, registra condenas graves”, recordó. Tiene una condena de 2006 del juzgado de Sentencia 5 a dos años de cárcel por tenencia de arma de guerra, unificada con una de cuatro años y medio por transporte de estupefacientes impuesta en Corrientes y la más reciente, del 30 de junio pasado, a 6 meses por el uso de un carné de conducir falso.
  “El rol no era para nada inactivo”, aportó Rubiolo, quien repasó las escuchas en las que se advierte que a Cantero le piden armas y le informan sobre operativos policiales en el barrio La Granada y los contactos del grupo con sus nexos en las fuerzas de seguridad.

Condenaron a 11 en un juicio abreviado

La semana pasada los jueces Edgardo Fertitta, José Luis Mascali y Julio Kesuani homologaron el juicio abreviado para 11 acusados de pertenecer a Los Monos. Se trata del último paso formal que dejó firmes las condenas para Patricia Celestina Contreras, Hernán Bustos, Mariano Ruiz, Angel Villa, Norberto González, Luciano Ramos, Miguel Angel Vilches, su hermana Gisela y su madre Susana Alegre, Juan Domingo Ramírez y el policía Marcelo “Chavo” Maciel. Aún no convalidaron el acuerdo el procesado Ariel “Guille” Cantero y sus laderos Emanuel Chamorro y Leandro Vilche, quienes además están imputados por el homicidio del bolichero Diego Demarre. Al respecto se habían acordado penas únicas de 9 años para Guille y 8 para sus cómplices pero el acuerdo fue declarado inadmisible el 16 de septiembre por el camarista Daniel Acosta, el mismo que ahora debe pronunciarse sobre la prisión preventiva del padre de Guille. Esa decisión fue cuestionada por los abogados ante la Corte Suprema. Como esperan esa respuesta, los tres afectados aún no firmaron su pertenencia a la asociación ilícita.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS