Policiales

Piden investigar dichos de Ascaíni sobre Tognoli

En una nota publicada en un diario porteño, el narco procesado dijo que involucró al ex jefe de policía para que su esposa no fuera detenida.

Jueves 24 de Abril de 2014

El abogado del comisario Hugo Damián Tognoli, el ex jefe de la policía provincial detenido y procesado por su supuesta protección a una banda narco conducida por el empresario de Villa Cañás y coimputado Carlos Andrés Ascaíni, pidió a la Justicia que se investiguen los dichos de este hombre en una entrevista que brindó a un diario porteño días atrás y que se lo cite a declarar para que rectifique o ratifique ese testimonio que podría generar un vuelco importante en el expediente.

El pasado 13 de abril el diario Perfil publicó una entrevista a Ascaíni hecha en la cárcel de Ezeiza, donde está recluido tras ser procesado por la Justicia federal rosarina como autor responsable del comercio de estupefacientes. Entonces, dijo que el operativo en el cual fue apresado el 8 de mayo de 2012 (lo que generó otra causa penal) por el subcomisario Alejandro Druetta, jefe de la Brigada Operativa de Drogas Peligrosas de la Unidad Regional VIII, fue armada por la policía. "Me estaban esperando para embagayarme. La droga tenía 48 gramos de cocaína y el resto era azúcar y analgésicos, no servía para consumo", dijo. Y agregó que al denunciar a los policías "amenazaron a mi esposa (Carina Leguizamón) diciendo que si yo no me callaba la iban a embagayar".

Finalmente Leguizamón fue apresada el 5 de abril de 2013 (cuando Tognoli ya había sido detenido) y en su casa de Villa Cañás la policía dijo haber hallado 2 kilos de cocaína debajo de una cama.

Extorsión. Al respecto, Ascaíni dijo que "un testigo contó que vio como uno de los policías metía un paquete dentro de su campera y entraba a la casa. Luego de haber cumplido con su amenaza, estando yo detenido en la subdelegación de la Policía Federal de Venado Tuerto se apersona el subcomisario Romero junto a dos personas que se identifican como agentes de la Policía de Seguridad Aeroportuaria y me ofrecen que si me hacía cargo de la causa y lo culpaba a Tognoli, ellos a cambio le concederían la libertad a mi esposa y que, de lo contrario, la mandarían a Ezeiza, donde la estaban esperando para matar".

En la entrevista Ascaíni también sostiene que es "un preso político" y que "la policía de Santa Fe está toda podrida y la Justicia lo encubre. Tognoli está preso de onda, quizás alguien quería su puesto o voltear al gobierno de Santa Fe.

En ese marco, el abogado Carlos Edwards presentó ante el juez federal Marcelo Bailaque un escrito en el que dice que "surge claramente de la nota periodística que Ascaíni, al cual mi defendido le brindó algún tipo de «protección» conforme el auto de procesamiento, denuncia que funcionarios policiales le exigían que culpara a mi cliente a fin de concederle la libertad a su esposa". Y por eso considera "de una necesidad imperiosa investigar lo afirmado a fin de cumplimentar la obligación estatal de perseguir todo delito".

A esas declaraciones, Edwards le sumó las que oportunamente hicieran el ex gobernador Hermes Binner y su sucesor, Antonio Bonfatti, en torno a la detención de Tognoli y el supuesto trasfondo político del expediente, por lo que concluye que "lo denunciado por Ascaíni guarda perfecta consonancia con lo que afirmaban las máximas autoridades políticas de la provincia respecto del presente proceso penal, lo que le otorga un elevado grado de verosimilitud a lo anoticiado por Ascaíni".

Por todo eso, el abogado pide que se cite a prestar declaración testimonial a Ascaíni respecto de lo denunciado en el diario porteño y se proceda a investigar esos dichos por su íntima vinculación con la causa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario