Policiales

Piden indagar al comisario Hugo Tognoli en otra causa por encubrimiento

Lo hizo el fiscal federal Walter Rodríguez, quien investiga la protección al narco Daniel "El tuerto" Mendoza y la extorsión a Norma Castaño.

Sábado 22 de Diciembre de 2012

El comisario Hugo Tognoli, quien hasta el 19 de octubre fue jefe de la policía provincial, volvió a quedar bajo la lupa de la Justicia federal. El fiscal Walter Rodríguez, quien investiga al comisario José Luis Baella por el presunto encubrimiento a un narcotraficante santafesino y por coacciones contra una mujer que denunció la connivencia entre narcos y policías, pidió que en el marco de esa causa se indague al ex titular de la fuerza bajo la acusación de encubrimiento doblemente agravado, violación de los deberes de funcionario público y omisión de persecución de imputados.

José Luis Baella fue hasta junio pasado jefe de patrullas de la ex Drogas Peligrosas de la Unidad Regional I. Mientras cumplía con esas tareas, más precisamente el 3 de marzo de este año y a bordo de un auto de la repartición, el alto oficial llegó hasta una vivienda de Colastiné Norte que estaba siendo observada por agentes de la Dirección de Asuntos Internos ya que se presumía que allí funcionaba una cocina de drogas que contaba con el amparo policial. Ese día Baella se reunió allí con Daniel El tuerto Mendoza, un reconocido narco.

Cuatro meses más tarde, cuando Baella ya había sido trasladado y cumplía funciones como jefe de Delitos Complejos de la Unidad Regional XV de Coronda, la vivienda de Colastiné Norte fue allanada dejando al desnudo una cocina en la que se secuestraron algo más de 13 kilos de cocaína y varios precursores químicos para la fabricación y el estiramiento de la droga.

Video armado. Pero sobre Baella también pesa otra grave sospecha. La de haber armado un video con una cámara oculta en el cual El tuerto Mendoza visita en su casa a Norma Castaño, quien lidera la ONG Madres Solidarias y denunció en numerosas ocasiones la connivencia entre narcos y policías, y subir esa grabación a YouTube con el fin de extorsionar a la mujer y obligarla a retirar las denuncias.

De acuerdo a la investigación judicial, ese video se habría registrado en marzo de 2011 y publicado en la web recién en septiembre de este año, un par de semanas antes de que se conociera la investigación contra el comisario Hugo Tognoli por su presunto encubrimiento a narcos del departamento General López (ver aparte).

En ese contexto, hace una semana el juez federal santafesino Francisco Miño decidió procesar a Baella por encubrimiento agravado, incumplimiento de los deberes de funcionario público y partícipe necesario de coacciones contra Norma Castaño. La defensa del acusado, a cargo de Claudio Torres Del Sel, no apeló el procesamiento, por lo que Baella quedó a un paso del juicio oral.

Y ayer, el fiscal federal Walter Rodríguez solicitó que, en el marco de la misma investigación, sean convocados a indagatoria el procesado narco Daniel El Tuerto Mendoza; el policía Mauricio Otaduy, quien filmó el video del encuentro entre Mendoza y Norma Castaño; y el ex jefe de la policía santafesina Hugo Tognoli, ya que según el fiscal "no era ajeno a los hechos".

Daba las órdenes. En su escrito, el fiscal considera que Tognoli tuvo "una activa participación desde el amparo de una jerarquía funcional que le permitió ordenar a sus subordinados la ejecución de actos de mano propia". Además, destaca la "estrecha, asidua y directa" relación que tenía con Baella, quien "no era uno más en Drogas Peligrosas".

En ese sentido, fuentes judiciales aseguraron ayer al portal de noticias redacciónsantafe.com, que "el principal beneficiado por la extorsión a Norma Castaño era, sin lugar a dudas, el propio Tognoli".

Es que la titular de Madres Solidarias había enviado al por entonces gobernador Hermes Binner dos notas sumamente críticas sobre la actuación de Tognoli al frente de Drogas Peligrosas. Fue en febrero de 2011, un mes antes de que se filmara el video y de que la mujer radicara la denuncia penal contra quien luego fue nombrado jefe de policía.

"Tognoli era el funcionario policial de máxima jerarquía dentro de la estructura a la que Baella pertenecía, y reunía a su vez una condición insoslayable: la de denunciado (por Norma Castaño). Por si esto es poco para establecer que Baella jamás pudo haber actuado en soledad, cabe puntualizar que su incorporación a la repartición (ex Drogas Peligrosas), fue dispuesta por Tognoli", afirma el fiscal.

El ex jefe de policía fue también quien designó al comisario Baella como subjefe de la Sección Inteligencia Zona Centro de la ex Drogas Peligrosas el 26 de enero de 2011 y los hechos por los cuales Baella está siendo investigado ocurrieron en marzo de ese año. Luego, Tognoli destacó "la capacidad e idoneidad demostrada por Baella" para designarlo jefe de la Sección Patrullas Móviles de la misma repartición. Finalmente, tras asumir al frente de la policía provincial, Tognoli nombró a Baella en Delitos Complejos de la Unidad Regional XV, de Coronda.

"Todo lo hasta aquí valorado demuestra que Baella no era uno más en la estructura liderada por Tognoli. Es necesario recordar que en el encuentro provocado con Mendoza en el domicilio de Castaño, este instó a la mujer para que retire la denuncia presentada contra Tognoli en los juzgados provinciales y de esta manera poder continuar con la venta de estupefaciente bajo el amparo policial", agrega el fiscal.

Hay otro dato que, de acuerdo al fiscal, no puede ser soslayado en cuanto a la actuación de Tognoli respecto al video. Cuando la filmación ya existía, el juzgado federal 2 de Santa Fe le solicitó que "extreme el uso de recursos humanos y técnicos disponibles para profundizar las tareas de inteligencia que le son propias a fin de acompañar, en mayor número y en un espacio de tiempo más concentrado, los elementos que respalden en forma concreta, objetiva y suficiente las sospechas que dieran origen a estas actuaciones". Tognoli prefirió no dar respuestas y el expediente se archivó.

La defensa. Tognoli se refirió públicamente al video el 6 de noviembre pasado en una conferencia de prensa que brindó tras estar 15 días preso en las dependencias de la Policía de Seguridad Aeroportuaria en Fisherton. "A mí que me explique cómo puede ser que en una investigación a un infractor a la ley, a esta persona que se le estaba haciendo un seguimiento, entraba en su casa y ella lo saludaba afectuosamente. ¿Usted, si está en la lucha contra la droga, dejaría entrar a su domicilio a un infractor? Yo lo pregunto, que alguien me lo conteste", declaró Tognoli en ese momento.

Según el fiscal Rodríguez, "los funcionarios policiales (Tognoli, Baella y Otaduy) se desempeñaban en la misma repartición, lo cual hace impensable que la puesta en marcha de un accionar de desprestigio (contra Castaño) haya sido programado y ejecutado sin la intervención de los tres nombrados, máxime cuando uno de ellos, Tognoli, era el principal interesado dada su condición de denunciado".

En el final del escrito a través del cual pide las indagatorias, el fiscal se pregunta: "¿Puede decirse que producto de ese complejo entramado de relaciones funcionales y personales, Tognoli tuvo efectivo conocimiento e intervención en la realización del montaje fílmico e influencia en cuanto al verdadero fin por el cual había sido creado? La respuesta es afirmativa".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS