Policiales

Piden confirmar los procesamientos del Panadero Ochoa por homicidio

Internas en la barra de Newell's. Está acusado de haber instigado, entre otros hechos, los crímenes de "Pimpi" Caminos y Maximiliano Rodríguez. La fiscal requirió que se confirme la medida.  

Martes 23 de Septiembre de 2014

Los crímenes del ex jefe de la barra de Newell's Roberto "Pimpi" Caminos, asesinado en marzo del 2010, y el de Maximiliano "Quemadito" Rodríguez, ejecutado en Pellegrini y Corrientes en febrero del 2013, tienen un trasfondo común: el control del paraavalanchas en la tribuna rojinegra. A partir de una acumulación de indicios, el entonces juez de Instrucción Javier Beltramone concluyó que el mismo hilo conectaba los dos casos y en octubre pasado procesó a Diego "Panadero" Ochoa como autor intelectual de ambos asesinatos por encargo. Ahora la fiscal de Cámaras María Eugenia Iribarren requirió que se confirme la medida dictada por el magistrado de primera instancia.

La fiscal también pidió la ratificación de los procesamientos de otros cinco acusados, todos allegados a la barra de Newell's, por dos ataques a tiros —uno mortal— contra Rodríguez y concluyó que Ochoa también fue el instigador de la balacera contra Matías Pera, hecho por el cual hay un procesado.

Pero lo más llamativo del dictamen de Iribarren es que instruirá al fiscal de grado Luis Antonio Schiappa Pietra para que investigue a todos los procesados en los cuatro sucesos como integrantes de una asociación ilícita. "A partir de las evidencias colectadas y del análisis conjunto de todas ellas, puede advertirse de manera ostensible la existencia de una organización de carácter estable y duradera denominada «La hinchada Más Popular» integrada por más de tres personas con un acuerdo de voluntades entre sí para cometer delitos", sostuvo la acusadora en un tramo del dictamen (ver aparte).

Intelectual. Ochoa, detenido desde el 20 de agosto del 2013, fue considerado autor intelectual de dos homicidios calificados. Esa figura se consideró triplemente agravada por haber sido ordenados a cambio de dinero, por la alevosía y por participación de dos o más personas. Prevé una pena de prisión perpetua.

El referente de la denominada "Hinchada Más Popular" también fue procesado por ordenar el asesinato del barra Matías Pera, quien en noviembre de 2010 sobrevivió a cinco balazos efectuados en Isola al 100 bis por otro hincha que está prófugo. Y también por el fallido ataque a tiros a Rodríguez ocurrido nueve días antes de su asesinato, cuando resultó herido en una pierna y forzado a usar muletas.

Junto con el Panadero, cinco hombres fueron procesados por participar en los dos ataques a Quemadito: Héctor David Rodríguez, Sergio Federico Acosta, Walter Acosta, Jesús Romano y Emilio Salazar.

El procesamiento fue apelado por la defensa del Panadero y por ello Iribarren debió pronunciarse. Si la Cámara Penal deja firme el dictamen de la fiscal, Ochoa será juzgado en un proceso oral y público.

Lecturas. El defensor de Ochoa, Juan Ubiedo, apeló la resolución del juez Beltramone ya que consideró que éste "avasalló" el derecho de defensa en juicio y el debido proceso de su cliente. El abogado sostuvo que el magistrado procesó al Panadero por el crimen de Caminos luego de revocar la medida que disponía el archivo de la causa. "Declaró en el juicio oral en el que se condenó a los autores del homicidio de Caminos con justificaciones y móviles que no se condicen con una eventual autoría intelectual de Ochoa", afirmó Ubiedo.

Pero Iribarren hizo otra lectura. "El archivo no causa estado, por lo que poco puede hablarse de violación al principio del «non bis in idem» cuando no se verificó la «cosa juzgada» respecto de Ochoa y por lo tanto no existe una nueva persecución desde que la acción del único juicio no está terminada", señaló la fiscal, para agregar: "No puede resultar sorpresivo que luego de haberse reunido nuevos y fuertes elementos de convicción se revoque el archivo y se impute a Ochoa el homicidio de Caminos en carácter de instigador".

Represalias. Uno de los argumentos en los que se basó la fiscal para sostener la autoría intelectual de Ochoa en los atentados al Quemadito y a Pera fue su decisión de atacar a quienes le disputaron su rol de líder de la barra brava de Newell's.

"Se ha acreditado suficientemente que los intentos de eliminación de Ochoa como líder de la barra lo impulsaron a tomar represalias contra quienes osaron intentar desplazarlo del liderazgo de la tribuna. En tal sentido, Matías Pera y Maximiliano Rodríguez pretendieron tomar por la fuerza el liderazgo de la tribuna intentando desplazar a Ochoa en un partido de fútbol delante de los suyos y frente a las cámaras de televisión dejándolo semidesnudo y sangrando por los golpes", señala el dictamen sobre un suceso ocurrido el 8 de septiembre de 2010 en el estadio de Newell's durante un partido.

En tanto, entre las evidencias que valoró Iribarren para atribuirle a Ochoa el rol de instigador del homicidio de Caminos fue que se "probó" que Carlos Alberto Godoy, uno de los tres condenados por ese crimen junto con René Ungaro y Emanuel Suárez, "utilizaba un teléfono que estaba a nombre de Ochoa desde el que lo llamó el día del homicidio dos veces antes de la ejecución y diez veces luego del crimen".

El otro elemento que ponderó la fiscal fue la relación que mantuvieron Ochoa y Godoy después del crimen del Pimpi. "A cuatro años del homicidio de Caminos las investigaciones permiten advertir que el vínculo entre Godoy y Ochoa no sólo se mantiene en forma permanente sino que de las escuchas telefónicas surge con claridad que (el Panadero) mantiene económicamente al condenado y su familia mediante la venta ilegal de entradas" (para asistir a los partidos de fútbol).

En el mismo dictamen, la fiscal consideró que también hay pruebas para llevar a juicio a quienes están sindicados como laderos de Ochoa y por ende solicitó confirmar los procesamientos con prisión preventiva de Sergio Federico Acosta, Walter Acosta, Jesús Romano y Emilio Salazar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario