Policiales

Piden 22 años de prisión por un crimen vinculado a la barra de Newell's

Zapatito Benegas comenzó a ser juzgado por el asesinato de Jonathan Rosales, pareja de Brisa Ojeda.

Jueves 05 de Septiembre de 2019

La Justicia penal de Rosario comenzó a juzgar a Elías "Zapatito" Benegas, quien está acusado de haber asesinado a Jonathan Rosales en 2016, en el marco de un nuevo capítulo sangriento dentro de la interna de la barra de Newell's, que dejó varios muertos. La fiscal Mariana Prunotto pidió que se lo condene a 22 años de prisión, mientras que la defensa del imputado solicitó la absolución por falta de pruebas.

Rosales no fue uno más en la sangrienta lucha por quedarse con el poder del paraavalanchas leproso; también se cobró las vidas de Maximiliano La Rocca y Matías "Cuatrerito" Franchetti. Es que, según la teoría de la fiscal Prunotto, Rosales habría sido asesinado por negarse al pedido de Ariel "Tubi" Segovia de matar a Cuatrerito, quien fue acribillado a balazos la tarde del 7 de junio de 2016, en la puerta del club.

Dos semanas después del crimen de Cuatrerito, Rosales fue embestido por una auto en Padre Giaccone entre Paraguay y Corrientes mientras se desplazaba a bordo de una moto junto a Brisa Ojeda y la hija de ambos. Ni bien cayeron de la moto, quedaron tendidos en una zanja y desde el vehículo que los había atropellado le dispararon a quemarropa más de cinco veces, lo que provocó la muerte en el acto de Rosales y dejó malherida a Brisa en la pierna derecha al intentar proteger a su bebé, que resultó ileso.

Ojeda es la única testigo presencial del hecho y quien señaló a Benegas como autor de los disparos y a Segovia como conductor del vehículo. Es ella precisamente a quien intentaron matar el 16 de diciembre de ese año en Vera Mujica al 2900 y ejecutaron por error a su hermana Lorena. Esa noche, cuatro personas bajaron de un auto y gritaron el nombre de Brisa, quien estaba a punto de declarar en Tribunales por el crimen de su pareja. Sin embargo, la que salió a atender fue Lorena y recibió la balacera.

>>Leer más: Piden altas penas de cárcel por el crimen de "Cuatrerito" Franchetti

Ese crimen fue resonante, puesto que la Fiscalía imputó al representente legal de Segovia, un reconocido abogado penalista, por considerarlo "partícipe necesario" del homicidio calificado de Lorena Ojeda. Para la fiscal, cuando Segovia se enteró, "se desencadenó un plan para matar a la única testigo de la causa y así lograr su impunidad. Pide que atrasen la rueda de reconocimiento para hacerla desaparecer".

Leer más: Quedó preso en Piñero un abogado penalista acusado de ser partícipe de un asesinato

Así fue como Brisa y su familia entraron en un programa de protección de testigos y debieron mudarse a Buenos Aires por cuestiones de seguridad. Sólo volvió a la ciudad para hacer el reconocimiento que había quedado pendiente.

>>Leer más: Un reconocimiento positivo bajo fuerte custodia por un homicidio

En tanto, para el abogado defensor Leopoldo Monteil, la acusación sólo se sustenta en los dichos de Brisa Ojeda, cuyo testimonio fue cuestionado porque en el lugar del hecho había una oscuridad absoluta que habría impedido identificar a los ocupantes del auto.

A su vez, calificó de inverosímil que "casualmente" las luces de la moto hayan iluminado en el preciso momento a los agresores y que las vainas servidas hayan quedado tendidas en el lugar del hecho cuando ninguno se bajó del auto. Además, dijo que se demostrará por informes telefónicos que Benegas no se encontraba en el lugar del hecho aquella noche y que, incluso, estuvo hablando con su madre.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario