Policiales

Piden 22 años de cárcel para el acusado de un crimen en villa Manuelita

Luego de escapar hace un año de un hospital neuropsiquiátrico y ser recapturado a las dos semanas, Cristian Aguirre empezó a ser juzgado por el crimen de Claudio Gastón Fleites.

Miércoles 16 de Octubre de 2019

Luego de escapar hace un año de un hospital neuropsiquiátrico y ser recapturado a las dos semanas, Cristian Aguirre empezó a ser juzgado por el crimen de Claudio Gastón Fleites, baleado en villa Manuelita en junio de 2015. El fiscal Adrián Spelta pidió al tribunal integrado por Facundo Becerra, Ismael Manfrín y Juan Andres Donnola una condena a 22 años de cárcel como autor del crimen, cometido poco después de que la víctima saliera de prisión.

Spelta acusó a Aguirre, detenido desde el 3 de junio de 2015, como autor del homicidio agravado por el uso de arma de fuego en perjuicio de Claudio Gastón "Moncho" Fleites.

La víctima estaba frente a una casa de Cepeda al 4000 mandando un mensaje de texto cuando una persona pasó por allí y le disparó. Según la imputación que dos días después realizó el fiscal Spelta, esa persona habría sido Aguirre. Un grupo de gendarmes que recorría la zona presenció el crimen y persiguió al sospechoso hasta su casa de Becquer al 200 bis, muy cerca del lugar del asesinato, adonde fue detenido.

Fuga sencilla

Tras ser imputado, Aguirre quedó en prisión preventiva y el 6 de noviembre de 2018 iba a ser sometido a una audiencia preliminar al juicio oral. Pero cuatro días antes logró escapar del custodio que tenía en el hospital Agudo Avila, adonde estaba alojado por orden judicial.

En medio de la noche Aguirre se levantó de su cama del pabellón ubicado en el primer piso del hospital, bajó a paso raudo mientras el custodio lo seguía de cerca pero sin preocupación porque la puerta del edificio estaba cerrada. No tenía llave pero el picaporte había sido retirado. Pero Cristian tenía una herramienta que reemplazó el picaporte, abrió y volvió a cerrarla, con el custodio adentro. Luego saltó un tapial y ganó la calle. Estuvo prófugo durante 10 días y fue recapturado por la Policía de Investigaciones (PDI) en un baldío lindero a su casa.

"Moncho" tenía 22 años y los vecinos contaron entonces que tenía "muchas broncas". Revelaron que tres días antes había provocado con dos amigos al ahora acusado, quien prometió: "Yo a vos te la voy a poner". Fleites había salido de prisión hacía un mes y se había afincado en Chacabuco y Presidente Quintana.

Pero solía visitar a sus amigos de villa Manuelita, donde había vivido su infancia. El sábado previo al crimen "Moncho" y Cristian se toparon en una de las esquinas de la villa y hubo piñas. El martes a la noche en que lo mataron Fleites estaba en la calle mandando un mensaje por su celular cuando Cristian llegó manejando un auto, aminoró la marcha y le disparó desde la ventanilla.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario