POLICIALES

Piden 21 años de prisión para padre e hijo por matar a balazos a un joven en el barrio La Paloma

Miguel y Leonardo Cantero comenzaron a ser juzgados por el crimen de Juan Manuel Bustamante, asesinado con dos balazos en noviembre de 2015

Viernes 25 de Septiembre de 2020

Un hombre de 54 años y su hijo de 27 comenzaron a ser juzgados por el crimen de Juan Manuel Bustamante, un joven que fue atacado a balazos hace casi cinco años en el barrio La Paloma con un disparo 9 milímetros en el tórax y un escopetazo a muy corta distancia en la cabeza. Los atacantes luego le robaron el celular y le arrojaron encima del cuerpo la moto en la que se trasladaba. El fiscal Alejandro Ferlazzo pidió que los dos acusados sean condenados a 21 años de prisión y planteó que el crimen estuvo motivado en un conflicto familiar.

Más de dos años después del crimen de Bustamante, Miguel Angel Cantero y su hijo Leonardo fueron detenidos en distintos momentos como coautores del homicidio. Los quedaron en prisión preventiva y así llegaron al juicio que comenzó ayer a la mañana en el Centro de Justicia Penal ante los jueces Caros Leiva, Hebe Marcogliese y Héctor Núñez Cartelle. Están acusados por los delitos de homicidio agravado por el uso de arma, portación ilegítima de un arma de fuego y hurto agravado.

Según planteó el fiscal en la jornada de apertura, el robo del celular no fue el motivo del ataque sino que se dio en el contexto de una disputa familiar. El muchacho fallecido había tenido una relación de pareja con una cuñada de Cantero padre y, luego de una separación conflictiva, las cosas entre el muchacho y la familia de su ex no quedaron bien. Eso contaron sus familiares, que comenzaron a declarar ayer en una sala del Centro de Justicia Penal donde sólo dos allegados fueron autorizados a presenciar el debate, ante las restricciones por la pandemia.

>> Leer más: Quedó imputado con su padre de un homicidio ocurrido en 2015

El crimen fue el sábado 21 de noviembre de 2015 a las 19 en calle Hungría al 6300, en villa La Paloma, frente al Parque Regional Sur. Bustamante tenía 27 años y vivía a unas cinco cuadras de allí, en Guillermo Tell al 300. El fiscal Ferlazzo planteó en su alegato que el muchacho pasó en moto por ese lugar y fue abordado por dos hombres que bajaron de un Peugeot 505 verde. Al volante estaba Cantero padre, su hijo iba como acompañante. El primero portaba una escopeta y el segundo una pistola calibre 9 milímetros.

De acuerdo con la reconstrucción fiscal, padre e hijo dispararon y le causaron a la víctima un disparo cada uno a muy corta distancia. El hijo lo hirió en el tórax mientras que el disparo del padre le impactó en la cabeza. Esa fue la herida que le provocó mayor daño. Según los médicos, fue efectuada con la escopeta prácticamente apoyada en el cráneo. Bustamante fue trasladado por familiares hasta el Hospital Roque Sáenz Peña donde murió minutos después.

Dos años y cuatro meses después, el 27 de marzo de 2018, Cantero padre fue detenido en un control de tránsito donde se detectó que tenía pedido de captura y desde entonces quedó preso. El fiscal indicó que durante esos años de ausencia estuvo un tiempo refugiado en la provincia de San Luis. A fines de octubre de ese año fue apresado su hijo en la ciudad de San Lorenzo.

En la apertura del juicio, Cantero padre aceptó declarar por primera vez y dijo que la víctima tenía un arma y él se defendió de un ataque. En la primera audiencia imputativa su hijo Leonardo había dicho que él no estaba y que el autor de los disparos había sido su padre. Esta vez admitió haber estado en el lugar pero dijo que no se bajó del auto. Las defensas de ambos pidieron la absolución.

En la primera jornada brindó su testimonio uno de los dos testigos presenciales del crimen, la madre de Bustamante brindó un relato ahogado en llanto y también declaró una hermana. Sus familiares contaron que era un chico “buenísimo”, querido en el barrio, trabajador y padre de dos hijos. Otros testigos que no pertenecen a la familia de la víctima también resaltaron durante la investigación que era una persona sin conflictos, salvo el que mantenía con la familia Cantero.

El debate continuará hoy con las declaraciones de los testigos convocados por la fiscalía, peritos y profesionales que actuaron en el caso. El lunes será turno de los convocados por la defensa y para el martes próximo se esperan los alegatos de cierre, de cara al veredicto.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS