POLICIALES

Piden 20 años de prisión para un agente de Prefectura que mató a un adolescente en 2015

Comenzó el juicio oral contra Ariel Condorí Apaza por el homicidio de Maximiliano Zamudio ocurrido en barrio Tablada

Martes 25 de Agosto de 2020

Al inicio del juicio oral por el homicidio del adolescente Maximiliano Zamudio, la fiscal Karina Bartocci pidió 20 años de cárcel y 10 años de inhabilitación para el agente de Prefectura Ariel Fernando Condorí Apaza. El debate comenzó el lunes a la tarde ante un tribunal conformado por los jueces de primera instancia Héctor Núñez Cartelle, Paula Alvarez y Valeria Pedrana.

Maximiliano tenía 16 años cuando fue asesinado la noche del 27 de mayo de 2015 en Patricias Argentinas y Ameghino, en barrio Tablada. Según la investigación el hecho se desencadenó sobre las 22.50 de ese día cuando el pibe se acercó a un Ford Falcon blanco en el que estaba Condorí Apaza e intercambió con éste unas palabras. Inmediantemente el uniformado le disparó tres veces con su arma particular, una pistola Smith & Wesson calibre 40 que portaba con permiso.

Con el adolescente caído por un balazo en la axila izquierda, según la investigación, el acusado se bajó del auto, lo pateó, volvió a dispararle a la cabeza y se escapó.

Condorí Apaza fue apresado a unas cuadras cuando allegados a Zamudio lo cercaron en un pasillo luego de que buscara refugio en casa de un policía. Pero la investigación que lo tenía como principal sospechoso se archivó dos veces: primero por el fiscal Miguel Moreno, en marzo de 2017, y luego por el entonces fiscal Rafael Coria, en julio de 2018.

>>Leer más: Piden la imputación de un agente de Prefectura por un homicidio

Ambas medidas fueron apeladas por la querella y el expediente volvió a reabrirse, esta vez en manos de Bartocci. En noviembre del año pasado se realizó la audiencia preliminar en la cual la fiscal adelantó que pediría 20 años de prisión, la querella dijo que requeriría 30 años y la defensa la absolución por considerar que el acusado obró en legítima defensa cuando estaba siendo víctima de un asalto a mano armada.

En tanto, Condorí Apaza siguió el proceso en libertad ya que los jueces entendieron que no existe peligro de fuga aún cuando no estaba viviendo en Rosario sino en Santiago del Estero.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario