Policiales

Piden 12 años de cárcel para un joven por matar a un vecino

La fiscal Georgina Pairola solicitó esa pena para Jesús "Turco" B. por el crimen de Osvaldo Nicolás Tomás en octubre de 2018 en Villa G. Gálvez.

Jueves 11 de Abril de 2019

Conflictos de vieja data por acusaciones cruzadas aturdieron a Jesús "Turco" B., de 27 años, que el 2 de octubre de 2018 se acercó hasta la casa de un vecino, lo increpó, discutió delante de varias personas y le asestó dos puñaladas certeras que le ocasionaron la muerte casi en el acto. Un rato más tarde, la madre del acusado lo entregó a la policía. Ahora, una fiscal pide para él 12 años de cárcel por el delito de homicidio simple. La defensa, en tanto, dijo que el joven actuó en legítima defensa, solicitó la libertad y que se tenga en cuenta el contexto social en el que se desencadenó el hecho de extrema violencia.

La audiencia preliminar al juicio donde la fiscal Georgina Pairola, de la Unidad de Homicidios Dolosos, acusó a Jesús "Turco" B. de matar a puñaladas a Osvaldo Nicolás Tomás el 2 de octubre de 2018 en una vivienda de San Lorenzo al 2100 de Villa Gobernador Gálvez, se cerró con una escena que sintetiza parte de lo ocurrido ese día.

"Cuidate, cuidate, te quiero mucho, tranquila que te va hacer mal", le decía a su madre Jesús con los ojos llenos de lágrimas, mientras Roxana se recostaba sollozando sin consuelo sobre los hombros de su hijo. Es que ella lo puso a disposición de la Justicia luego de saber que era intensamente buscado como principal sospechoso del homicidio.

Justicia por mano propia

La madre de Jesús B. había sido blanco de un intento de linchamiento cuando horas después del crimen su casa, ubicada en San Lorenzo al 2200 de la vecina localidad, fue atacada por un numerosos grupo de personas que provocaron destrozos y un principio de incendio que la obligaron a irse del barrio.

Esa situación y todo lo que rodeó el homicidio de Osvaldo Tomás impregnaron la sala donde se realizó el trámite judicial que busca determinar las responsabilidades penales en torno a un caso que no parece motivado en los habituales móviles criminales, sino más bien a una caliente pica barrial que desató la desmedida reacción de una de las partes.

La fiscal Pairola presentó ante la jueza María Chiabrera la acusación contra Jesús "Turco" B. La funcionario describió que el 2 de octubre del año pasado el muchacho se presentó intempestivamente en la casa de Tomás y que, tras mantener una fuerte discusión con el padre de la víctima, le asestó un facazo en la zona intercostal izquierda que le provocó la muerte un rato más tarde en el Hospital Anselmo Gamen.

Un intento de robo

La reacción del acusado y el posterior ataque letal, que tuvo como testigos a varios allegados a la víctima, habría estado motivado en conflictos de vieja data entre ambos. Una de esas acusaciones vinculó a un familiar de Tomás, que trabajaba como remisero.

Ese hombre dijo que "Turco" junto a un cómplice lo habrían abordado con armas en sus manos para asaltarlo mientras trabajaba en su auto. Es más, constan denuncias sobre ese hecho, aunque luego de ser investigado Jesús B. que desvinculado de esa causa.

Es más, el ahora detenido se excusó cuando fue imputado: "Siempre me agredían, hasta me acusaron de un robo injustamente", había dicho el muchacho. Por el otro lado, la familia de la víctima expresó: "Nos robó antes, y desde la denuncia que hicimos no nos dejaba en paz", replicaron.

Entre las pruebas incriminantes que expuso la fiscal Pairola, enumeró la declaración de personas que fueron testigos directos del ataque (madre, padre, una tía y vecinos de la víctima), además de la propia declaración de "Turco" B., que se ubicó en la escena del crimen aunque brindó su versión respecto a que se defendió de la agresión de quien terminara perdiendo la vida.

La titular de la acusación calificó la conducta del imputado como un homicidio simple y violación de domicilio, y solicitó una pena de 12 años de prisión efectiva, con vistas al juicio oral y público cuya fecha aún no se ha establecido.

Por su parte, la defensora pública Adriana Lucero pidió la morigeración de la prisión de su asistido, bajo la modalidad de arresto domiciliario con restricciones.

Además, la profesional promovió que el caso se juzgue bajo los parámetros de una legítima defensa y no como homicidio simple. Y solicitó especialmente que se tenga en cuenta el contexto social en el que se desencadenaron los hechos.

La Fiscalía se opuso a esos pedidos y requirió que "Turco" B. siga en prisión preventiva efectiva hasta la finalización del juicio oral y público.

La jueza Chiabrera admitió el requerimiento acusatorio y confirmó la calificación del hecho, autorizó la incorporación de las pruebas ofrecidas por las partes y tras rechazar el pedido de la defensa, ordenó que el acusado siga en prisión preventiva efectiva, además de solicitar la conformación de un tribunal pluripersonal para que presida el debate oral.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});