Policiales

Pesadilla para una familia en zona oeste tras otra violenta entradera

Sucedió en 9 de Julio al 3900 cuando los delincuentes fingieron ser empleados del correo y tras engañar a la dueña de casa ingresaron a robar. Los delincuentes se olvidaron algunas anotaciones en el lugar con otras direcciones

Viernes 17 de Octubre de 2014

Una familia de calle 9 de Julio 3951 vivió una verdadera pesadilla esta tarde, cerca de las 15, cuando unos delincuentes, que se hicieron pasar por carteros, llegaron hasta el domicilio y tras engañar a la propietaria ingresaron al domicilio para robarle. 
 
La particularidad es que los delincuentes se olvidaron en el lugar algunas anotaciones, las que contenían direcciones presumiblemente de los futuros objetivos que la banda tenía en mente. 
 
Los presuntos carteros llegaron con una caja a nombre del propietario (Mario Aguirre), por lo que tras sorprender y engañar a la mujer se metieron en la casa y perpetraron el robo, en una sorpresiva y violenta entradera. 
 
"Entraron, revolvieron todo y en unos pocos minutos hicieron un desastre", contó Mario, el dueño de casa, que no lograba salir de su asombro y todavía impotente por lo que le había tocado vivir. 
 
"Así estamos viviendo, esto es una cosa de locos", dijo, angustiado Mario, quien dijo que se llevaron "algo de dinero y algunas alhajas de mi mujer". 
 
La mujer del dueño de casa intentó defenderse y fue maniatado con precintos. "Se me dio por defenderme y me tiraron al suelo, me agarraron y me ataron", contó la señora, quien estimó que "habrán estado media hora". 
 
La misma mujer sostuvo que los delincuentes tenían un "handy policial" por la forma en la que hablaban y por los celulares que portaban.  
 
Los investigadores esperan que las cámaras de seguridad de un local vecino pueda aportar algún tipo de pruebas al respecto. 
 
Este acto sucedió a solo dos cuadras de un operativo dispuesto en Mendoza y Alsina, donde había ocurrido otra entradera. 
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario