Policiales

"Personal policial tuvo la orden de hacer un backup del disco de la Mac de Medina"

El diputado provincial Oscar Urruty, diputado provincial e integrante de la Comisión Investigadora sobre el crimen del empresario con presuntos vínculos narcos asesinado a fines de 2013.

Jueves 26 de Febrero de 2015

La semana próxima se presentará el informe final de la comisión conformada en la Legislatura santafesina para investigar el accionar de funcionarios del gobierno provincial, quienes tras el asesinato del empresario Luis Medina tuvieron acceso a la computadora personal de la víctima, donde se presume había información sobre sus negocios.
 
Luis Medina fue ultimado a balazos a fines de diciembre de 2013, cuando viajaba junto a su novia Justina Pérez Castelli en acceso sur y Uriburu. La víctima estaba sospechada de tener vínculos con el delito narco en la ciudad. Al momento del crimen la pareja estaba alojada en el hotel Pullman del City Center. Tras el hecho, agentes de la policía secuestraron varios efectos personales de la víctima, entre ellos su notebook personal, marca Mac. Pero como los agentes no pudieron desbloquearla, se la llevaron a dos funcionarios del Ministerio de Gobierno, Javier Echaniz y Martín Degrati, para que pudieran desbloquearla, pese a no tener orden judicial para hacerlo, tal como lo señaló oportunamente la jueza Raquel Cosgaya, que tenía a cargo la causa.
 
Tras el hecho se constituyó una comisión investigadora en la Legislatura, integrada entre otros por el diputado Oscar Urruty. En diálogo con "Todos en La Ocho", el legislador adelantó que "hay testimonios claros, con nombre y apellido, que planten que tuvieron la orden concreta de hacer un backup, una copia, que fragmentaron el disco y a partir de eso tomaron nota de lo que contenía".
 
Urruty agregó que los testimonios de los miembros de la fuerza de seguridad "que decían que estaban en condiciones totales de haber podido llevar adelante por sí mismos el peritaje de la máquina, que no se necesitaba convocar a ningún miembro del poder ejecutivo, como fueron los funcionarios de Informática de la provincia —por Echaniz y Degrati—, para poder tener acceso al teléfono o a la computadora".
 
En marzo pasado el fiscal de Carlos Covani dictaminó que los técnicos del gobierno provincial no cometieron ningún delito al manipular la máquina, actuaron de manera idónea ante una urgencia y trabajaron bajo supervisión policial sin alterar la custodia de la prueba. Por lo cual solicitó desestimar la denuncia por mal desempeño que habían presentado tres diputados justicialistas.
 
Consultado por el dictamen de la Justicia, que señaló que el contenido de la computadora no fue alterado, Urruty señaló: "Nosotros nunca cuestionamos que haya sido tocado (el material). Lo que dijimos fue por qué el gobierno provincial quería tener acceso a información privilegiada, cuando en realidad era información que le pertenecía a la Justicia, jamás la Poder Ejecutivo".
 

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario