policiales

Persecución, choque y dos jóvenes maniatados en un auto

Tras una persecución policial que terminó con el choque de un auto y dos patrulleros en la zona sur de la ciudad quedó al descubierto el supuesto rapto de dos jóvenes. La investigación quedó en manos de la seccional 15ª y de la fiscal de Flagrancia en turno, Andrea Vega.

Jueves 18 de Junio de 2020

Tras una persecución policial que terminó con el choque de un auto y dos patrulleros en la zona sur de la ciudad quedó al descubierto el supuesto rapto de dos jóvenes. La investigación quedó en manos de la seccional 15ª y de la fiscal de Flagrancia en turno, Andrea Vega.

Todo se inició a la 1.45 de ayer cuando la central del 911 recibió una denuncia por una tentativa de robo en la zona de Grandoli y Garibaldi y los testigos brindaron los datos del vehículo en el que se movilizaban los presuntos ladrones. Entonces se avisó a las patrullas que andaban por la zona y el móvil 7058 empezó a perseguir a un Fiat Palio gris patente CSH142. La carrera se extendió por distintas calles de barrio Tablada y a la misma se sumaron los móviles 7830 y 8317, el que finalmente logra alcanzar al auto en Necochea y bulevar Seguí cortándole el paso.

La velocidad desarrollada por todos los vehículos hizo que el Palio chocara contra la patrulla que le frenó el paso y que la patrulla 7830 lo impactara desde atrás. Hasta allí todo parecía sólo una persecución más, pero a los agentes que participaron de la misma aún les esperaba una sorpresa.

Maniatados

Cuando bajaron de las patrullas, los uniformados obligaron a los ocupantes del Fiat Palio a descender para ser identificados y requisados. Ante esa orden lo hicieron quienes iban sentados en las butacas delanteras, quienes resultaron ser Facundo Mauricio M., de 29 años, y Carlos Alberto O., de 28.

Pero los dos muchachos que iban sentados en la parte trasera del Palio no lo pudieron hacer porque viajaban maniatados de pies y manos, por lo que los policías debieron liberarlos de sus ataduras para que hicieran pie en el asfalto. Entonces supieron que se trataba de Franco F., de 19 años, y Santiago A., de 21, cuyos celulares, documentos y otras pertenencias estaban en manos de los primeros.

Informada de lo ocurrido, la fiscal de Flagrancia Andrea Vega dispuso que se le tome declaración a las víctimas y que Facundo M. y Carlos O. queden detenidos hasta la audiencia imputativa que se realizará en los próximos días por el supuesto delito de privación ilegítima de la libertad y robo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario