Policiales

Penas efectivas para tres participantes de la balacera en la que murió una mujer

Barrio Ludueña. El tiroteo en Garzón y Bielsa culminó con la muerte de la militante social Mercedes Delgado, cuyo presunto autor material irá a juicio por el crimen.

Lunes 26 de Octubre de 2015

Tres detenidos en el marco del tiroteo en el que murió la militante social Mercedes Delgado, ocurrido hace casi tres años en barrio Ludueña, fueron condenados por su participación en el hecho. El fallo dictado por el juez de Sentencia José Luis Mascali alcanzó a David Alejandro Ferriol, de 30 años, penado a seis de prisión por el delito de tentativa de homicidio agravado por el uso de arma de fuego; a su medio hermano Ramón Antonio Piedrabuena, de 21 años, sentenciado a 5 años y 4 meses de cárcel por el mismo delito, y a Matías Marcelo Riquelme, de 26 años e hijo del sindicado como autor material del crimen de Delgado, quien recibió una pena de 7 años por tentativa de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y la intervención de un menor de edad. Para dictar su resolución el juez se basó en declaraciones de testigos y en la reconstrucción del hecho.

En el medio. Mercedes era catequista y colaboradora del comedor comunitario San Cayetano. El 8 de enero de 2013 quedó en medio de un tiroteo entre dos familias que ya habían dirimido diferencias a tiros un día antes. Según el fallo, los tiros se iniciaron cerca de las 18.15. Desde la esquina de Garzón y Bielsa disparaban Ramón Piedrabuena, David Ferriol y su hermano Antonio. Por el bando contrario, desde la puerta de su casa de Bielsa 6049 Matías Riquelme, su hermano Mauro (entonces era menor de edad) y más tarde su padre Daniel. Fue un ataque recíproco en el que no surge con claridad quién lo provocó y quién lo contestó. Tampoco se precisó el motivo. Lo cierto es que el enfrentamiento fue intenso y cesó con la retirada de los Ferriol por Garzón hacia el sur.
  Entonces Daniel Riquelme asomó medio cuerpo a la calle y abrió fuego en soledad. Uno de esos disparos alcanzó a Mercedes, quien corría hacia su casa y se desplomó con un balazo en el abdomen.

Testigos. “Ese día escuché unos tiros y cerré la puerta de casa. Luego abrí y vi a unas personas de espaldas, enfrentadas con los Riquelme. En ese momento escuché un grito fuerte de una señora que venía caminando por ahí. Después los grupos huyeron en distintas direcciones”, sostuvo un testigo.
  Un vecino socorrió a Mercedes y otro la llevó en un auto hasta el Hospital Centenario. Ella iba consciente y quejándose de dolor. Murió al día siguiente.
  El acta de defunción determinó que el ingreso de la bala dejó una herida de ocho a nueve milímetros de diámetro en la zona lumbar y salió por el epigastrio. El balazo le comprometió estómago, colon y esófago hasta provocarle un shock letal.
  “Estaba en la vereda —relató otra testigo— y a mi izquierda había un grupo de chicos. En la esquina de Bielsa y Garzón estaba David Ferriol con dos jovencitos que disparaban en dirección a los Riquelme, que estaban en la puerta de su casa. Mercedes venía doblando por la esquina desde Garzón y en ese momento se oyó un disparo que impactó en ella”.
  “Antonio (Piedrabuena) y David (Ferriol) —sostuvo otro testigo— llegaron con los «fierros» en la mano y le gritaban a los Riquelme que estaban en la puerta de su casa. Enseguida empezaron a dispararles y aquellos contestaron enseguida. En ese momento fue herida la mujer”.
  Por otra parte, en su fallo Mascali no tuvo en cuenta los dichos de un hombre identificado como G. I. que dijo haber estado con Piedrabuena el día del hecho. Para ello se basó en la declaración de uno de los hijos de Delgado, quien dijo que esa persona “es de juntarse con nosotros y cuando empezaron los disparos llegaba de su trabajo y se metió en su casa. Recién después del tiroteo se juntó con nosotros”, dijo el muchacho.

Ajenos. Al momento de declarar, los tres hombres que resultaron condenados proclamaron su inocencia. Piedrabuena sostuvo que estaba en la casa de otra persona cuando ocurrió el tiroteo. “Escuché tiros. Salí a ver lo que pasaba, pero no había nadie. Después me enteré de que le habían pegado a la señora”.
  Ferriol también aseguró ser ajeno al suceso: “Conozco a los Riquelme —señaló— porque estuvimos presos juntos por un homicidio. Ese día salió Daniel con Mauro y Matías de la casa y me gritaron «te acordás lo que pasó allá adentro» (por la cárcel) y empezaron a tirarme. Entonces corrí. Y cuando me di vuelta vi que la señora estaba caída”.
  El juez también valoró que el hecho se desató entre dos grupos de personas que se balearon con la intención de matar a sus rivales.

Pruebas. “Las pruebas son los testimonios de las personas que vieron lo sucedido, ya que los imputados no fueron detenidos enseguida porque huyeron de los lugares que solían frecuentar y por lo tanto no fueron secuestradas las armas de fuego ya que pudieron deshacerse de ellas u ocultarlas”, sostiene el fallo.
  Con relación a Matías Riquelme, el magistrado señaló que “la conducta penal debe agravarse porque intentó matar con un arma de fuego a los Piedrabuena acompañado por su hermano que en ese momento era menor de edad. El adolescente apodado «Guadaña» no sólo estaba al lado de Matías sino que, según algunos testigos, también participó de la balacera”.
 

Reincidente con condenas previas

En su fallo el juez José Luis Mascali declaró reincidente a David Alejandro Ferriol, quien ya contaba con una condena a 5 años de junio de 2005. El otro antecedente condenatorio es del 23 de febrero del 2010 cuando fue penado a 5 años de prisión por tentativa de robo calificado por el uso de arma de fuego apta para el disparo, portación ilegal de arma de guerra, violación de domicilio y amenazas simples en calidad de autor. Las dos penas ya habían sido cumplidas.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS