Policiales

Para la novia del joven asesinado por un policía el disparo no fue accidental

El episodio ocurrió a la salida del boliche Fulana en Villa Cassini, de Capitán Bermúdez.

Martes 14 de Mayo de 2019

La madrugada en que Florencia y Juan Cruz Vitale salieron del boliche Fulana en Villa Cassini, de Capitán Bermúdez no se les pasó por la cabeza que iban a ser perseguidos y baleados por una chata policial ni que el joven de 23 años moriría un rato después.

Iban en el Ford Focus de la familia de Juani cuando al llegar al cruce de la ruta 11 y Chacabuco intentaron pararlos en un control policial de alcholemia. Florencia cree que Juani pensó que iban a secuestrarle el auto y eludió el retén. Unas cuadras después los interceptó una chata y los tiroteó, el joven entró en pánico y la pareja huyó hasta la casa de una tía de él. Allí, en una propiedad con un gran jardín a un costado, Juani entró perseguido por tres policías. Fueron 30 segundos y dos tiros y el joven terminó muerto en la galería de un tiro en la nuca. Florencia estaba a los gritos en el auto. Ya había salido el sol.

El principal sospechoso es el oficial superior Sergio D. F. quien será imputado hoy a las 9 en los tribunales de San Lorenzo por la fiscal Melisa Serena.

Florencia ayer declaró frente a la fiscal y en un momento se descompuso. Tiene 21 años y conocía a Juani "de siempre. Salimos cuando éramos chicos, después cada uno formó parejas; yo tengo un hijo y él tenía dos. Hace tres meses nos volvimos a encontrar", contó.

"Salimos antes del boliche para evitar el tránsito fuerte. Cuando nos quisieron parar Juani pensó que le podían sacar auto que era de él, de su abuelo y su hermano. No habíamos tomado mucho pero por las dudas decidió evitarlo. En un momento nos para la policía, nos chocan y se bajan los policías y nos empiezan a tirar. Nos asustamos mucho. El aceleró y me decía «agarrate, agachate»", narró Florencia.

Al llegara la casa de la tía "Juani se bajó del auto y les gritó «a ella no la toquen» y se metió en la casa. Un segundo después escuché los tiros, al menos dos. Entré a la casa y lo vi tirado, le agarré la mano. Me miró. Los ojos se le fueron hacia atrás y murió".

"Cuando lo tiraron en la chata y lo llevaron al hospital me dijeron que estaba bien, que no pasaba nada. Cuando la fiscal me escuchó lo primero que me dijo es que era imposible que fuera un accidente, como dijo la policía. El tiro fue por la espalda y en la nuca", agregó.

Hoy a las 9 la fiscal leerá la imputación y todo indica que las pruebas obtenidas serían contundentes sobre quien disparó sobre Juan Cruz. Lo que falta descubrir es por qué tras una persecución por evadir un control, un policía disparó casi a quemarropa por la espalda a un hombre desarmado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario