Policiales

Para la mujer, al custodio de Suar "lo mataron como perro"

La mujer de Carlos Rostirola , el policía retirado asesinado ayer en la puerta de Pol-Ka, reveló que la hija de 5 años de ambos se había despertado "llorando y diciendo que a su padre lo habían matado".

Viernes 10 de Agosto de 2012

La mujer del policía retirado asesinado a balazos a metros de la productora televisiva Pol-ka, en el barrio porteño de Chacrita, aseguró hoy que a su esposo "lo mataron como a un perro" y lamentó que "es un número más" de la inseguridad.

"Me lo mataron como a un perro", dijo Claudia Díaz, mujer del sargento primero retirado Carlos Rostirolla, de 59 años, quien remarcó que el hombre siempre le decía: "Si a mí me matan yo me llevo uno, y se lo llevó", porque uno de los "motochorros" que intentó asaltarlo murió esta mañana.

Además, remarcó que su marido "amaba ser policía" y contó que ayer, la hija de 5 años del matrimonio, "se despertó llorando porque le dijo que él iba a ir (a trabajar) y no volvía más".

"Solo quiero que haya justicia, pero es un número más, total los que están en el poder están bien custodiados y nunca les va a pasar nada", manifestó Díaz.

Uno de los delincuentes que mató a Rostirolla, quien era encargado de la seguridad de Pol-ka, falleció hoy a raíz de las heridas que sufrió durante el tiroteo que ocurrió ayer pasadas las 13.30 en Jorge Newbery al 3400, de esta capital.

Fuentes policiales informaron que el hombre, de 34 años, murió esta madrugada en el hospital Tornu, de esta capital, donde había ingresado con graves heridas. El delincuente fallecido tenía antecedentes y vivía en la zona del barrio de Villa Lugano. Dos "motochorros" intentaron asaltar a Rostirolla luego de que el policía federal retirado realizara un trámite bancario en la zona de Chacarita.

"Me lo arrebataron. Estoy destruida, estoy muy mal, me destrozaron la vida. Acá no hay justicia y menos para él que era policía, porque no tienen derechos humanos", apuntó la viuda de Rostirolla. La mujer insistió: "En este país no hay justicia y todo queda en nada. Me lo mataron por nada, me lo llevaron por nada". Díaz contó que su hija "tenía miedo por los robos y que a su papá lo mataran".

"Estaba aterrorizada, la íbamos a llevar a un psicólogo. Lo presintió, pedía que su papá no se vaya (ayer a Pol-ka), y yo le pedí que no fuera, pero era muy responsable con su trabajo", relató.
Luego, Díaz aclaró: "No quiero saber nada de los políticos, son todos corruptos, no hacen nada por nosotros".

Comentó que su marido se había retirado de la Policía Federal hacía 10 años y trabajaba en la productora de Adrián Sur desde hacía 20 años.

"Tenía alma de policía, lo llevaba adentro", puntualizó la mujer, quien señaló que su marido también estuvo en la custodia cuando Carlos Ruckauf era vicepresidente de la Nación.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario