policiales

Pactó la venta de un auto por Facebook y lo acribillaron de al menos 15 disparos

Brian Rodríguez fue asesinado ayer a la tarde por al menos dos personas con quienes al parecer tuvo una breve charla previa.

Lunes 08 de Junio de 2020

Alrededor de las 18.30 Brian Rodríguez, de 25 años, cayó al pavimento arrasado por al menos 15 disparos que le provocaron 18 orificios en el cuerpo. Según testigos Rodríguez llegó junto a un acompañante bordo de su Renault Megan gris patente HXA 613 y se estacionó de la vereda de los pares, frente a la estación de servicio de Ovidio Lagos y Presidente Quintana. De pronto se estacionó delante del Renault un vehículo blanco del que bajaron dos hombres, hablaron unos segundos con Brian, que estaba fuera de su auto, y comenzaron disparar. Sobre el asfalto el gabinete criminalístico de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) levantó unas 15 vainas servidas.

   Brian había estado en la casa de su tía Marta, en la zona de Puente Gallego hasta las 16.30 y luego recibió una notificación de redes sociales. Según lo que contaron sus familiares tenía la intención de vender ese auto y una persona, a la que él no conocía, lo citó por Facebook frente a la estación para evaluar la compra del auto.

   “Hacía un tiempo que no trabajaba por que tenía un problema en la cintura. Ese auto lo compró medio roto y lo arregló para venderlo. Antes trabajó en una gomería y hacía changas”, aseguró Gustavo, un hermano de la víctima.

   Por otro lado entre amigos y vecinos de la víctima se entretejía otra historia. Aparentemente el muchacho había salido “hace 15 días de la cárcel de Coronda. Todos lo conocemos porque vivía a dos cuadras de acá, por Presidente Quintana”, aseguro un hombre que prefirió no revelar su identidad.

   Según confirmaron fuentes judiciales, Rodríguez salió en libertad hace aproximadamente un mes de la cárcel de Coronda donde estaba alojado por una causa federal. También trascendió que hace un tiempo el hermano de Brian fue asesinado.

   A las 18.30 en esa zona de Ovidio Lagos al sur y en un domingo gris no pasaban nada. Sin embargo los playeros de la estación de servicio dicen no haber visto la escena ni escuchado ninguno de los al menos 15 tiros. Un vecino que vive a menos de diez metros de donde fue el atentado sostiene que tampoco escuchó nada. Inclusive la familia de Brian optó por no declarar a la policía lo poco o mucho que supieran de los minutos previos al asesinato.

   Por lo pronto, alguien que escuchó y vio sostuvo que “fueron como 15 tiros y le dieron con dos pistolas, no era una metra. Eran dos hombres los que tiraron y otros dos que estaban al lado del Renault. ¿Al otro no lo mataron? Por ahí corrió”, se preguntó este testigo involuntario. En esa conversación apareció el auto “blanquito”.

   Según los primeros informes médicos la víctima recibió 18 impactos de arma de fuego en zona lumbar y cuello sobre lado derecho y se trasladó el cuerpo al Instituto Médico Legal para realizar autopsia y determinar orificios de entrada y salida de los disparos.

   “Se dio intervención al Gabinete Criminalístico. En la escena se secuestraron 16 vainas servidas calibre 9 milímetros y esquirlas de plomos deformados. El material balístico será enviado a peritar. El vehículo de la víctima no presenta impactos de arma de fuego”, señalaron desde Fiscalía.

   La familia del muchacho, su mujer, su madre, sus hermanos lloraban desconsoladamente a metros de la puerta del auto, a metros del cuerpo de Brian.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario