Policiales

Otro detenido por el crimen del prestamista Lucio Maldonado

Cayó en una casa de la zona oeste. Es el quinto apresado por el hecho ocurrido en noviembre de 2018 e instigado por Esteban Lindor Alvarado.

Domingo 29 de Diciembre de 2019

El crimen del prestamista Lucio Maldonado, cuyo cuerpo apareció acribillado en cercanías de la avenida de Circunvalación y bulevar Oroño el 13 de noviembre de 2018, sumó ayer el quinto detenido. Es un hombre de 35 años identificado como Germán Facundo F. a quien los fiscales le imputarán el lunes haber participado del secuestro y posterior asesinato de la víctima.

   Según fuentes de la Fiscalía Regional, ayer se realizaron dos allanamientos ordenados por los fiscales Matías Edery y Luis Schiappa Pietra, a cargo de la Agencia de Criminalidad Organizada y Delitos Complejos, que estuvieron a cargo de personal de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE). Se llevaron adelante en Vélez Sarsfield al 7000 y Juan Pablo II al 800 (colectora este de la avenida de Circunvalación), ambos en la zona oeste de Rosario.

   En una de esas viviendas fue apresado Germán Facundo F. y los agentes se llevaron “material de interés para la causa” que lo vincularían con el hecho por el cual ya hay detenidas otras cuatro personas, entre ellas quien se acusa de instigar el hecho: Esteban Lindor Alvarado, el narcoempresario que blanqueó dinero ilícito mediante la creación de nueve empresas.

Quién era

Lucio Raúl Maldonado tenía 37 años, dos hijos pequeños y veía en el asesinado jefe narco Pablo Escobar Gaviria a un líder. Tanto es así que la foto del prontuario del capo colombiano era el fondo de pantalla de su celular y tenía posters del fundador del cártel de Medellín.

   La última vez que un familiar de Maldonado lo vio con vida fue el sábado 10 de noviembre de 2018 cuando el hombre anunció que se iba a comer un asado a la casa de un amigo en el barrio Godoy, del que era oriundo. Horas después su auto fue encontrado estacionado frente a su propio domicilio de Garibaldi al 600, en el barrio Tablada. Pero él no estaba. Por eso sus familiares hicieron la denuncia de averiguación de paradero el domingo 11 de noviembre.

   Recién dos días después se volvió a saber de Maldonado. Lo habían ejecutado de tres balazos y lo dejaron tirado al costado de la colectora sur de Circunvalación, a metros de bulevar Oroño. Quien lo mató dejó sobre sus ropas un cartel con la frase “Con la mafia no se jode”. Los policías que llegaron al lugar lo vieron vestido con una remera, short y zapatillas. Tenía las manos atadas atrás. Lo habían hecho poner de rodillas y ejecutado con un balazo en la nuca además de otros dos en la zona lumbar.

   “El gordo era prestamista. Toda la plata la hizo así y trabajaba con el hermano. Siempre andaba con un fajo de billetes a mano por si se le cruzaba algún posible cliente. Después te prestaba 10 lucas al 5 por ciento semanal. Andaba mucho en la calle y se codeaba con gente del mundo del delito, pero también con policías. Invertía en bienes y en terrenos, tiene casas en Cabín 9, una carnicería y mucha guita trabajando en la calle”, explicó entonces alguien que lo conocía bien.

La pesquisa

Según la investigación, tras comer el asado con sus amigos Maldonado se retiró en su Chevrolet Cruze poco después de la medianoche. Cuarenta minutos después, es decir a la 0.40, el celular del prestamista dejó de funcionar. A las 3 de la mañana su auto fue captado por cámaras de videovigilancia instaladas cerca de su casa de Tablada. Como habitualmente hacía Lucio, alguien lo estacionó sobre la vereda. Pero quien bajó del vehículo no era él sino otro hombre que fue directamente a la puerta de la casa de Lucio con un manojo de llaves. Y cuando logró abrir esperó la llegada de otro dos maleantes que se trasladaban en una camioneta Volkswagen Amarok blanca que quedó a la vuelta con un cuarto delincuente al volante.

   Minutos más tarde los cuatro hombres se fueron en la camioneta dejando estacionado el auto de Maldonado. El domingo a la mañana, cuando un familiar del prestamista vio el vehículo, trató de comunicarse con Lucio, pero como el hombre no contestaba ingresó a la vivienda y no vio nada anormal. El Chevrolet Cruze estaba cerrado pero con las llaves puestas, lo que le llamó la atención. Enseguida se comunicó con el abogado de la familia y juntos fueron a realizar la denuncia.

    Los primeros datos que obtuvieron los pesquisas sobre el crimen los llevó hasta la provincia de Entre Ríos donde el 27 de junio fue localizada la camioneta Volkswagen Amarok patente NOW 975 en la que los delincuentes habrían secuestrado al prestamista previo al crimen y que quedó filmada al momento de la captura. El vehículo estaba guardado en un galpón ubicado en el kilómetro 2,5 de la ruta provincial 1, en jurisdicción de la localidad de La Paz, y dispuesta para la venta.

   Asimismo, los investigadores supieron que tras ser secuestrado, Maldonado fue llevado hasta una casa quinta ubicada en el paraje Los Muchachos, en jurisdicción de Piñero, donde estuvo cautivo y fue asesinado antes de que su cuerpo fuera tirado donde apareció.

   Sobre quiénes ejecutaron a Maldonado, para la Fiscalía Esteban Lindor Alvarado habría sido el ideólogo. Este hombre fue detenido en febrero en un camping cercano a la ciudad cordobesa de Embalse Río Tercero y desde entonces, a partir del análisis del teléfono celular del acusado y otros documentos, los investigadores supieron que lavaba el dinero que obtenía ilícitamente a través de nueve empresas inscriptas en forma legal a nombre de testaferros que también fueron detenidos. Además, en la casa del paraje Los Muchachos donde estuvo cautivo el prestamista se hallaron papeles e impuestos a su nombre.

   Tras ello fueron detenidos e imputados por el secuestro seguido de homicidio Mauricio “Mauri” Laferrara, de 23 años, quien cayó el 18 de octubre en una vivienda del barrio Echesortu en la que se incautaron cerca de 2 millones de pesos y medio kilo de droga; Matías Facundo “Lapo” A., de 28 años y casero de la quinta de Los Muchachos, quien fue apresado en una jineteada en la localidad del Andino el último 19 de agosto; Matías Horacio A., de 23 años e imputado días atrás; y ahora Germán Facundo F., cuya imputación concreta se sabrá el próximo lunes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS