Policiales

Otro asesinato de un joven en una violenta saga de disparos en la zona sur

Tras el crimen de José Ramón Casco, el pasado martes en Moreno al 6400, el lunes a la tarde se escribió otro capítulo de una violenta saga de tiros y muerte en sur rosarino.

Miércoles 28 de Octubre de 2015

Luego del crimen de José Ramón Casco, el pasado martes en Moreno al 6400, el lunes a la tarde se escribió otro capítulo de una violenta saga de tiros y muerte en el extremo sur de la ciudad. Fue en Bernardi al 6100, barrio de La Carne, donde Miguel Angel Soloastro, de 24 años, fue acribillado de entre ocho y diez balazos calibre 9 milímetros.

Fue una semana intensa en los barrios La Granada y Las Flores. En siete días las balaceras a ambos lados de la avenida Circunvalación sumaron una docena de heridos y dos muertos. Desde La Granada, tras el asesinato de Casco, acusaron a dos pibes de Las Flores con cartel de peligrosos: Agustín Gonzalo A., alias "Bola", de 18 años, y Claudio I., de 20 años y conocido como "Ranita". También mencionaron a un tal "Flupper". Los tres son sobrevivientes de "Los Cambichos", una gavilla de Las Flores diezmada por muertes y detenciones.

Relaciones. Los parientes de Casco los acusaron de disparar en La Granada "para hacerse cartel". Los Casco se autodefinieron como una familia trabajadora pero hubo vecinos suyos que vincularon a algunos de sus miembros con la banda de Los Monos.

Según dicen en ambos barrios, las intenciones de Ranita, Bola y Flupper estarían sustentadas en el padrinazgo de un nuevo jugador en el mundo de la transa del barrio 17 de Agosto. Un hombre que no está ligado a la banda de Los Monos y que sería sobrino de Andrés García, asesinado el 2 de junio de 2008 por Darío David "Casquito" Fernández, preso por esa muerte. Casquito es sobrino de José Ramón Casco y su salida de prisión sería inminente.

Emboscado. Conocido como "Miguelito", Soloastro nació y se crió en el pasaje peatonal al 6900 de Las Flores. Según se pudo reconstruir, cerca de las 19.30 del lunes bajó de su auto y cuando llegaba caminando a la casa de su suegra, en Conscripto Bernardi al 6100, fue interceptado por dos hombres que bajaron de un vehículo blanco.

"Se oyeron 13 tiros. Cuando salimos a ver qué pasaba, el pibe estaba tirado en la vereda", contó un vecino. Soloastro recibió al menos ocho disparos y murió boca abajo. El asesinato es investigado por el fiscal de Homicidios Pablo Pinto.

En la escena se levantaron 15 vainas servidas calibre 9 milímetros y se apuntó directamente a dos pibes de La Granada: "Javito" y "Satanás", de unos 20 años.

De Miguelito pudo saberse que trabajaba en Lime como recolector de residuos y que si bien se había alejado de las juntas, en La Granada lo recordaban por haber ido hace un tiempo junto a Ranita a recuperar objetos que le habían robado.

Combate. El crimen expuso varias cuestiones. En ambos barrios hay bandas que revisan los Facebook de sus adversarios. Un rumor que circuló por Las Flores indicaba que existía una sentencia desde La Granada hacia Bola, Flupper, Ranita y todos sus contactos, sea cual fueran, por una cuestión de cercanías.

La advertencia sitúa una zona de combate delimitada por España, Rosa Blanca, Heliotropo y Previsión y Hogar. Una vieja foto o un saludo visto por la persona menos indicada puede colocar a cualquier vecino en la lista de blancos.

Toda esta información circula en las calles pero hasta el momento el Estado y la Justicia parecen no haberlas escuchado. Y al caer la noche, las armas vuelven a replicar. Si bien cronológicamente Ranita y Bola se presentan como quienes pegaron primero —los apuntan por matar a Casco y balear a tres de sus parientes cuando volvían del cementerio de Villa Gobernador Gálvez— varios de sus allegados luego resultaron heridos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS