Policiales

Once años de prisión por matar a un joven en una canchita

La pena recayó en Brian Fernández, de 20 años, por el homicidio de Kevin Agustín Camos, ocurrido en enero de 2017 en Empalme Graneros

Jueves 23 de Mayo de 2019

Brian Julián Fernández tiene 20 años y hasta el 7 de enero de 2017 no tenía antecedentes penales. Sin embargo, la tarde de aquel día llegó hasta una canchita de fútbol de Empalme Graneros en una moto que conducía otro muchahcho. Bajó del rodado con un arma en la mano y sin mediar palabras le disparó a Kevin Agustín Camos, un pibe que entonces tenía 20 años y miraba junto a su hermano un picado que los pibes del barrio disputaban en el descampado. Tras recibir dos disparos, Camos murió en el acto y Fernández huyó en la misma moto en la que había arribado. A partir del testimonio de muchos de los que presenciaron la ejecución, el acusado fue detenido pocas horas más tarde. Dos días después el fiscal Ademar Bianchini le imputó el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego en concurso real con la portación de arma de uso civil sin autorización legal en carácter de autor. Y ayer, 28 meses después del crimen, el joven terminó aceptando en un juicio abrviado la condena a 11 años de prisión pactada entre la Fiscalía y su abogada pública, Adriana Lucero, acuerdo que fue homologado por el juez Hernán Postma.

Discusión y tiros

El homicidio por el cual “Verdurita” o “Basurita” Fernández (como se lo conoce) deberá purgar más de una década tras las rejas ocurrió a las 19.30 del 7 de enero de 2017 en la canchita de fútbol de Esquiú y Camilo Aldao. Camos estaba allí mirando un partido junto a su hermano cuando un joven apodado “Gatito” llegó al lugar en una moto negra y mantuvo una discusión con Kevin. Tras ello se fue y pocos minutos después regresó en el mismo rodado pero acompañado por Fernández, quien bajó con un arma de fuego en sus manos y disparó contra Kevin “con la clara intención de darle muerte, impactando al menos dos de esos disparos en el cuerpo de la víctima”, según la imputación.

El hermano de Camos dijo que Kevin intentó correr para protegerse de las balas, que él se lo escudó para protegerlo, pero no lo logró y el chico cayó con dos plomos en el cuerpo. Y cuando llegó la policía, los testigos hablaron de “Verdurita” como el homicida y de “Gatito” como el conductor de la moto.

Aunque en el acta acuerdo al que llegaron las partes no se establece el motivo del homicidio, “una presunta disputa entre un narco de la zona y los Camos parece haber dado origen al crimen”, según las hipótesis que desde entonces manejaron los investigadores. Y a eso sumaron que en 2010, cuando aún era una criatura, “Verdurita” había sido mencionado como el que tiroteó a un grupo de personas que se encontraban en una canchita de Cavia al 1200 bis, también en Empalme Graneros. En esa oportunidad el blanco era un pibe de 19 años que salió ileso y tres personas resultaron heridas.

Para llegar a Fernández, los investigadores se valieron del aporte de un sinnúmero de testigos que presenciaron la muerte de Camos, vecinos que no sólo brindaron el apodo del tirador sino su descripción física. Por eso llegaron rápidamente a él y el 9 de enero de 2017 fue imputado del homicidio. En esas circunstancia se desvinculó del hecho, negó su autoría con lágrimas y denunció “aprietes policiales” durante la detención.

El descargo

“Me ponen un sobrenombre que nunca tuve”, se escudó Fernández. Dijo que la tarde del crimen, a las 17, se bañó y salió. Estuvo hablando con un hombre y tipo 19 llegó un amigo que le pidió que lo acompañara a emparchar la rueda de una moto. En eso estaba, con el parche en la mano, cuando llegó la policía. Y afirmó que le apuntaron con una Itaka en la cabeza y un uniformado le dijo “sabés cuánto hace que te vengo buscando” y le aconsejó que dijera cuál era su responsabilidad en el homicidio..

En el marco de la pesquisa, los policías supieron que tanto “Verudita” como “Gatito” habrían sido vendedroes de drogas para un hombre indentificado como F.M. Pero esa es otra historia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario