policiales

Ola de estafas contra ancianos engañados por teléfono y con importantes botines

Ayer un hombre entregó 100 mil pesos y 100 mil dólares a un timador que lo convenció de que debía cambiar billetes. Al menos cuatro casos en tres días.

Martes 02 de Junio de 2020

Un total de cuatro estafas, tres en Rosario y otra más en Funes, se registraron entre el sábado y ayer. Las víctimas fueron adultos mayores a quienes, en tres de los casos, contactaron por medio de llamadas a teléfonos fijos y los hábiles timadores los hicieron caer en distintas trampas de las conocidas como "cuento del tío". Así, en algunos casos los interlocutores traman historias sobre el cambio de divisas por devaluación y la urgente entrega de dinero para evitar que pierdan su valor y en otras recurren a los ya típicos secuestros virtuales, cuando quien llama sostiene que un familiar del anciano fue secuestrado y exigen un rescate para evitar que lo maten.

Resulta muy llamativo que en los últimos casos conocidos los botines han sido muy abultados. En un caso de bulevar Oroño al 900 se entregaron cerca de 70 mil dólares. El 15 de mayo en España al 1100 los estafadores se llevaron unos 67 mil dólares. Y en un caso conocido ayer la víctima, de 93 años, entregó 100 mil dólares y 100 mil pesos a quien lo engañó.

Fuentes policiales confirmaron que ayer, alrededor de las 14, Enrique C. entregó esa cifra a un hombre que lo convenció de que debía cambiar los billetes por una posible diferencia y cambio de valor de la moneda. El anciano vive en un departamento de pasaje Alvarez al 1500, en pleno centro de Rosario, y la denuncia sobre la estafa la hizo su hija, quien dijo a la policía que su padre habría sido "víctima del famoso cuento del tío" y que entregó el dinero a un hombre que lo aguardó en la esquina de Paraguay y el pasaje.

Similares

En tanto el sábado pasado en Humboldt al 4500, en zona sur, una mujer de 80 años, Graciela E., recibió una llamada a su teléfono fijo de parte de una mujer que dijo ser amiga de una sobrina de la víctima. Con un argumento verosímil la interlocutora la convenció a la anciana de que su sobrina, que vive en San Nicolás, estaba en un problema y que por tal motivo debía enviarle el dinero que tenía junto a las joyas y que por su casa pasaría un comisionista a retirar el envío.

Graciela no dudó en creer el ardid y armó un paquete para su sobrina que incluía joyas y dólares. Unos minutos después llegó a su casa a un hombre en un auto blanco con vidrios polarizados. La la anciana le entregó a este desconocido, que se presentó amablemente, un total de 3.600 euros, 3.500 dólares, 30 mil pesos y alhajas.

El mismo sábado, pasado el mediodía, una viuda de 94 años que vive en España al 1400 recibió una llamada de una persona que se hizo pasar por su hijo Daniel y le pidió que le entregara dinero a un amigo por una situación que no trascendió. Adela le dijo no tener el dinero que le pedía, pero recordó que días antes había cobrado su pensión y se la ofreció al estafador. Minutos después llegó hasta la puerta de la casa un hombre "alto y mayor" y la anciana le entregó unos 50 mil pesos.

Pasadas las 14 el hijo de Adela recibió la llamada de un vecino del edificio donde vive su madre que le anunció que ella había estado sola y en la calle, lo cual le llamó la atención al vecino ya que la mujer está sorda y se ayuda con un bastón para caminar, y que a duras penas había podido regresar al departamento.

Cuando Daniel llegó a la casa de su madre, ésta le recriminó haberle hecho entregar dinero a un amigo, ya que él sabe que ella es sorda y no comprende demasiado lo que le dicen. El hijo no salió de su asombro e hizo al denuncia.

Otro caso ocurrió en Funes donde Elisa María D., de 81 años, recibió en su casa de Buenos Aires al 1500 un llamado teléfono fijo de parte de un hombre que le dijo que había secuestrado a su hijo y que sabía que ella había cobrado un dinero, que si no lo entregaba corría peligro la vida de su hijo. Durante toda la llamada, según sostuvo la víctima, se escuchaba a una persona llorando.

Minutos después un hombre llegó a la casa de la anciana y ella vio que bajó de un auto gris del tipo acompañado de otro hombre. La mujer les entregó 300 mil pesos y una cantidad no precisada de dólares. Los estafadores huyeron del lugar y la mujer al darse cuenta de la estafa intentó llamar a la policía pero "el teléfono estaba como bloqueado", aseguró.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS