Policiales

Ocho policías son investigados por apremios ilegales

Fueron detenidos luego de que se verificara que dos jóvenes arrestados sufrieron heridas en una comisaría. Uno de ellos está internado grave.

Lunes 21 de Octubre de 2019

Ocho policías, entre ellos el jefe y el subjefe de una comisaría, quedaron detenidos en Sunchales sospechados de haber propinado apremios ilegales a dos hombres que resultaron heridos mientras se encontraban detenidos, uno de los cuales seguía internado anoche en grave estado en el hospital de Rafaela. En un caso que despertó controversia, los uniformados serán imputados en las próximas horas por la fiscal Gabriela Lema, mientras un grupo de vecinos y familiares de los policías ya realizaron una marcha para pedir que sean liberados.

El caso que conmociona a esta ciudad del centro oeste provincial ubicada en el departamento Castellanos a 290 kilómetros de Rosario se originó la tarde del jueves pasado en el barrio 9 de Julio cuando vecinos llamaron al 911 para alertar sobre una balacera.

Cuando llegaron los efectivos al lugar les dijeron que habían escuchado más de 15 disparos, producto de un enfrentamiento armado entre dos grupos de jóvenes. En ese marco, la madrugada del viernes policías de la seccional 3ª realizaron un allanamiento en una casa de pasaje Catamarca al 300.

En el operativo se hallaron herramientas dentro de un armario, las cuales se sospecha que habían sido sustraídas días atrás. Además los efectivos secuestraron vainas servidas que estaban en una cámara séptica. En el procedimiento resultaron detenidos dos jóvenes identificados como Juan F., de 24 años, y José C., de 26.

Dos versiones

Con la llegada de los detenidos a la sede policial se originaron dos versiones. De acuerdo a lo que informaron desde la seccional, José C. les aseguró a los uniformados: "Me voy a romper todo ratas, me voy a romper todo". Y acto seguido golpeó su cabeza contra una ventana. El muchacho terminó con un profundo corte en el cuello y fue trasladado al centro de salud de Sunchales, desde donde lo derivaron al hospital Jaime Ferré de Rafaela. Allí permanecía, al cierre de esta edición, internado en grave estado.

Por otra parte, en la denuncia por apremios habría trascendido que las víctimas puntualizaron que apenas ingresaron a la comisaría los desnudaron y sometieron a una golpiza. Uno de ellos, precisamente José C., fue empujado contra una ventana y así sufrió un corte profundo en el cuello que obligó a que le hicieran una transfusión de ocho litros de sangre. En tanto, al otro detenido le habrían practicado torturas como la conocida como "submarino seco".

El viernes por la noche, luego de varias horas de accionar en la comisaría, la fiscal Lema pidió la detención de los efectivos al tiempo que determinó la clausura de la seccional hasta tanto se realizara una prueba de luminol como parte de las pericias. Desde entonces una casilla rodante oficia de comisaría, donde personal de la Unidad Regional V reemplazan a quienes están detenidos en la Alcaidía de Rafaela.

Los detenidos son el jefe de la seccional, Luciano Gabinetti; el subjefe Federico Maldonado; los suboficiales Juan Cortez, Mauricio Ortiz, María Acevedo, Brian González, la subinspectora Silvana Sarmiento y el oficial de guardia Carlos Manzo. A los uniformados, que serán imputados en las próximas horas, les secuestraron sus armas reglamentarias, celulares y uniformes.

Apoyo a policías

En este contexto trascendió que un grupo de vecinos de Sunchales y familiares de policías de la Unidad Regional V irían a la Justicia para denunciar a la fiscal que entiende en el caso. El argumento al respecto es que "se toma la palabra de los detenidos como verdadera sin tener en cuenta la declaración de los uniformados". Por otro lado es probable que la Cámara de Diputados también aborde el tema y solicite un informe al Ejecutivo.

En ese marco ayer a la tarde hubo una movilización de "vecinos autoconvocados" que expresaron sus peticiones en un comunicado del que trascendió parte del texto. "Solicitar el rápido esclarecimiento de los hechos y la inmediata liberación de los agentes detenidos y arrestados. La ciudad y sus familias, los necesita. Señora fiscal: recuerde que son inocentes hasta que usted demuestre lo contrario".

El mismo viernes, antes de la movilización y los cuestionamientos a su desempeño, la fiscal Lema brindó a medios locales una entrevista en la que se excusó de dar informaciones. "Esto es por una denuncia penal que surge por las lesiones que tuvieron dos detenidos de la comisaría. Hay una denuncia y hay que averiguar cómo fue el desempeño. Hay personal policial investigado", aseguró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS