Policiales

Ocho policías presos por golpear y detener en forma ilegal a un chico

Ocho efectivos de una comisaría de la ciudad entrerriana de Santa Elena fueron detenidos acusados de haber golpeado y privado de la libertad a un adolescente dentro "un cuarto oscuro" que funcionaba en la seccional local.

Jueves 01 de Agosto de 2019

Ocho efectivos de una comisaría de la ciudad entrerriana de Santa Elena fueron detenidos acusados de haber golpeado y privado de la libertad a un adolescente dentro "un cuarto oscuro" que funcionaba en la seccional local.

Los acusados son siete suboficiales y un oficial de la comisaría de Santa Elena, quienes fueron detenidos por orden del juez de Garantías de La Paz, Walter Carballo.

El jefe de la Policía de Entre Ríos, Gustavo Maslein, dispuso ayer la desvinculación de la fuerza de los ocho policías de esa localidad, mientras que la Justicia allanó la comisaría local y los domicilios de los ocho imputados.

Según la declaración realizada por el joven de 16 años en los tribunales de la ciudad de La Paz, el episodio se originó el sábado último cuando se hallaba junto a su novia en la puerta de la comisaría y comenzó a discutir con un policía de civil.

El relato de la madre

La madre del adolescente relató a los investigadores que el policía "lo ahorcó, mientras otros dos policías intentaron ingresarlo" a la seccional.

Ante esta situación, su novia salió en su defensa pero los policías "comenzaron a golpearla en los pechos y nariz", denunció.

Dentro de la comisaría, los efectivos lo llevaron a su hijo "a un cuarto oscuro", donde "le quitaron las zapatillas, le bajaron el pantalón y comenzaron a golpearlo en la zona de las costillas y cabeza con un elemento duro", dijo la mujer.

"Lo ahorcaron, pensó que lo iban a matar, por lo que después de una piña cayó y se quedó quieto", agregó la madre en la denuncia.

Mientras, la novia fue a buscar a su familia, y tras arribar con la abuela del joven le notificaron que lo habían detenido por faltar el respeto a la autoridad.

Advertencia

Remarcó que le escondieron con un gorro lastimaduras en la frente y cabeza y le dijeron que "no hable, porque lo iban a cazar en la calle".

También denunciaron que el médico policial "revisó poco y dijo que no tenía nada" y que un funcionario policial les aseguró que los golpes eran por "haberse pegado con la puerta".

El jefe de la Departamental policial La Paz, Edgardo Corona, abrió una investigación interna sumaria para "ir hasta las últimas consecuencias y tomar las medidas que correspondan".

Personal de la Prefectura Naval Argentina allanó la comisaría y los domicilios de los ocho policías, en las localidades de Bovril, La Paz y Santa Elena, donde se secuestraron sus celulares. El fiscal tiene como pruebas fotos que evidencian lesiones en el cuerpo del menor, tomadas ese sábado, y tomará testimoniales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario