Policiales

Nuevos conflictos en la disputa por la herencia de un empresario

Misteriosos atentados. Es el patrimonio del fallecido Elio Wainberg. Su pareja impulsó el allanamiento a su negocio, que controla su hijo, baleado en agosto.

Lunes 24 de Noviembre de 2014

Una secuencia de movimientos relacionados con los bienes económicos del fallecido empresario y cantante rosarino Elio Wainberg, que están en proceso de disputa entre distintos sectores que se proclaman sus herederos, echa nueva luz sobre los desaforados conflictos que separan a las partes en pugna. Un grupo de abogados encontró nuevas propiedades en el exterior y cuentas financieras de Wainberg, desaparecido propietario de la Salinera Austral SRL de la zona sur, que son motivo de renovadas discordias.

En los últimos cinco años los hijos del empresario, Gabriel y Diego Wainberg, se salvaron por milagro de ejecuciones a balazos perpetradas desde corta distancia. Nunca hubo esclarecimiento judicial sobre tales atentados por lo que es aventurado señalar un culpable. No obstante los investigadores judiciales siempre creyeron que las peleas por el patrimonio de Elio Wainberg, que como intérprete romántico daba recitales con el nombre de Marco Antonio Denis, son el hilo conductor de los litigios, que explican una historia continuada de amenazas, extorsiones y hechos de sangre.

En los últimos quince días esta verdadera guerra que emerge tras la fortuna de Elio Wainberg sumó nuevos episodios. Hace 15 días quien por muchos años fue pareja estable de Wainberg, Mirta Peralta, impulsó un allanamiento y clausura de la Salinera Austral. La firma es administrada por Gabriel Wainberg, quien está notoriamente enemistado con ella.

Con la faja de clausura. La clausura del comercio fue requerida por una denuncia de Peralta y concretada por la oficina de Guías y Certificados de la División Judicial de la Unidad Regional II. El planteo era que el local no tenía habilitación municipal y que emanaban gases tóxicos. Según los abogados de los hermanos Wainberg el juez de faltas Adrián Pafundi ordenó levantar la medida al constatar que estaba en trámite la renovación de la habilitación y que solo faltaba un estudio atmosférico para cumplir con la reglamentación ambiental, de un local que es solo depósito ya que allí no se fabrica ni procesa mercadería.

¿Por qué citar este burocrático trámite admnistrativo? Porque quien impulsó la clausura, Mirta Peralta, asegura no tener nada que ver con la salinera. Y según los abogados ella acompañó el pedido de clausura con fotos interiores del local, que sólo podría haber conseguido teniendo acceso al mismo o bien por conexión con empleados de esa compañía.

Mirta Peralta afirma que estuvo 40 años en pareja con Wainberg. Este se había divorciado de la madre de sus hijos para convivir con Mirta lo que hacían en una de las primeras mansiones del barrio privado Kentucky de Funes. La idea que tuvieron los hijos de Wainberg es que esta mujer estaba detrás de los atentados contra ellos de forma de sacarlos del medio y avanzar sobre las posiciones económicas de su pareja (ver aparte).

Contrataques. Frente a estas insinuaciones Mirta Peralta no les dio tregua en Tribunales a ambos. Los denunció por calumnias primero en un tribunal penal y luego los demandó económicamente por daño moral. Se declaró agraviada por que la consideraran ideóloga de los atentados. Como no hubo pruebas contra ella para evitar males mayores los hijos de Wainberg terminaron retractándose.

El combate planteado con la clausura de la salinera tuvo un capítulo posterior que también concierne al tema de la herencia disputada. Los abogados que representan a Gabriel y Diego Wainberg —Froilán Ravena y Marcos Peyrano— contrataron a un estudio jurídico en Montevideo para pesquisar allí un acervo económico que tenía el padre de ambos.

 

En Punta del Este. Los abogados uruguayos encontraron ocho departamentos en Punta del Este inscriptos en una sociedad que controlaba Elio Wainberg. Lo que quieren establecer estos abogados, por mandato de Gabriel y Diego, es si Mirta Peralta a raíz de la muerte de su pareja se apropió en forma indebida de documentación de esa sociedad. Esto porque estiman que esos inmuebles constituyen legado legítimo para los hijos de Elio.

A la vez los abogados de los hijos de Wainberg detectaron una cuenta de Elio Wainberg, que es unipersonal, en una conocida casa de cambios y agencia de viajes de Rosario. Según alegan estos letrados los millonarios fondos de esa cuenta también son motivo de controversia entre los que se proclaman herederos del comerciante-cantante. Hasta ahora los letrados no obtienen datos fidedignos de esa cuenta por la que fueron a requerir constancias o resúmenes en tres ocasiones, según dicen, la última de las cuales en compañía de un escribano público.

La transferencia. La existencia de esa cuenta está verificada, según alegan los abogados Ravena y Peyrano, porque desde ella se hizo una transferencia en julio pasado para afrontar los pagos de internación de Elio Wainberg en el hospital Amerimed de Cancún. Wainberg murió el 9 de julio pasado en esa ciudad mexicana luego de sufrir una descompensación estando junto a su pareja Mirta en la piscina del Hotel Royal Caribbean de aquella ciudad. Desde esa crisis hasta su muerte mediaron 4 días de internación.

El derrotero del patrimonio de Elio es un asunto sensible. Solo interesa porque para la fiscal Marisol Fabbro en esta pugna por bienes puede estar parte de la explicación de uno de los hechos que investiga: el atentado a balazos contra Gabriel Wainberg, de 42 años, frente a la Salinera Austral el 12 de agosto pasado, lo que obligó a la internación de la víctima.

La fiscal pidió entrecruzar los expedientes —que son más de una decena— en la que los hermanos Wainberg aparecen como víctimas. Diego Wainberg, que fue atacado de cuatro balazos en octubre de 2009 en Cerrito y Mitre, frente al atentado a su hermano se radicó en Estados Unidos.

Mirta Peralta es tía de Pablo Andrés Peralta, un presunto sicario procesado por haber intentado matar al abogado Alberto Tortajada en 2012 y por ejecutar de un balazo en la cabeza al policía Carlos Dolce en el centro de Rosario. Ella señala no tener relación regular con su sobrino en los últimos cinco años. Pablo Peralta está preso hace 20 meses.

Una discordia que está documentada

Mirta Peralta sostuvo mediante sus abogados que ella fue durante 40 años pareja de Elio Wainberg. Afirma que Elio no tenía buena relación con sus hijos y que éstos nunca la aceptaron como la pareja de su padre. De 59 años, Peralta elevó una nota a la fiscal Marisol Fabbro hace dos meses donde precisaba que siempre respondió judicialmente a los planteos que le atribuían responsabilidad en los atentados contra la vida de los hijos de su pareja.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario