policiales

Nuevo revés judicial para un condenado por el homicidio de Fabricio Zulato

La Cámara rechazó un recurso de la defensa de Andrés Soza Bernard para que la Corte provincial revise el caso. Días atrás le negaron la domiciliaria.

Miércoles 17 de Junio de 2020

A 20 días de rechazado su pedido de prisión domiciliaria, el condenado como instigador del crimen de Fabricio Zulato recibió un nuevo revés judicial. Un tribunal denegó un recurso para que la Corte Suprema de Justicia revise su condena a perpetua por el asesinato del joven de 21 años baleado y enterrado en el pozo ciego de un búnker en agosto de 2016. Los jueces no admitieron el planteo porque no cumple con cuestiones formales.

Los camaristas Gustavo Salvador, Carina Lurati y Gabriela Sansó rechazaron un recurso de inconstitucionalidad presentado por la defensa de Andrés Soza Bernard para que la Corte provincial revise el caso. El tribunal consideró que el planteo no explicó qué garantías constitucionales del preso se habrían violentado en el proceso penal. Esto no cancela las chances del acusado de llegar a la instancia superior porque aún puede presentar un recurso de queja.

En febrero los mismos camaristas habían confirmado en forma unánime la condena a prisión perpetua de Soza Bernard como coautor, junto al cartonero Omar Darío "Pilo" Motier, de un homicidio calificado por precio o promesa remuneratoria y agravado por el uso de arma de fuego. El licenciado en comercio exterior además fue declarado reincidente por su condena anterior a 17 años por comercialización de drogas y por el crimen de su novia Gabriela Núñez, cometido en agosto de 2008.

Soza Bernard estaba en libertad condicional cuando ocurrió el crimen de Fabricio. La víctima jugaba al futsal en Newell's, había terminado el secundario en la escuela Brigadier López y trabajaba con su padre en venta de indumentaria. La tarde del 9 de agosto de 2016 salió de su casa de zona sur en su auto y desde entonces se le perdió el rastro.

Su familia denunció la desaparición al día siguiente. Sus amigos salieron a buscar el auto y esa tarde lo hallaron en Suipacha al 700. En un registro de cámaras de la cuadra reconocieron a quien se deshizo del auto como "Andrés", un dealer al que solían comprarle drogas cerca del Patio de la Madera. En ocasiones el propio Fabricio acercaba a Andrés en su auto hasta el búnker de Génova al 2100 donde se proveían.

Un informante reveló que Fabricio estaba enterrado en la casa de "Pilo". Así, en una letrina tapada con escombros y a un metro de profundidad se halló el cuerpo con tres balazos en la cabeza. Lo habían asesinado el día en que desapareció.

Un acusado de encubrimiento que está prófugo contó que "Pilo" y Andrés le pidieron que tapara la letrina. Dijo que Andrés les proveía la droga que vendían en la casilla y le había pagado 20 mil pesos a "Pilo" para matar a Zulato. A Soza Bernard lo apresaron a los pocos días.

En agosto pasado ambos fueron condenados en juicio oral. Lo que habría motivado el ataque, se planteó entonces, fue algún "comentario desafortunado" de la víctima para con Andrés, considerado "una persona irascible".

Tras confirmarse la pena, la defensora pública Gabriela Valli presentó un recurso de inconstitucionalidad. Planteó que la sentencia fue arbitraria porque no valoró bien las pruebas, cuestionó la declaración de reincidencia y reclamó la inconstitucionalidad de las penas a perpetuidad. Para la Fiscalía y la querella el planteo no fue más que una disconformidad con la sentencia para intentar "reabrir un debate que ya fue definitivamente zanjado".

La Cámara consideró que el recurso no cumple con el requisito de hacer un relato claro e integrado de los hechos —lo que en caso de llegar a la Corte permitiría entender todo el proceso— sino que lo hizo de manera fraccionada. Para los jueces el planteo se encuadró en "meras y vagas alegaciones de carácter genérico" en disenso con la sentencia, pero sin una formulación concreta de cuáles serían los perjuicios constitucionales. Otro requisito para que el recurso prospere.

La negativa de la Cámara es el segundo rechazo judicial que recibe Soza Bernard en menos de un mes. A fines de mayo el juez Héctor Núñez Cartelle se había opuesto a un pedido del condenado para cumplir la pena en prisión domiciliaria por padecer asma bronquial, uno de los supuestos de riesgo ante la pandemia de Covid-19. El juez consideró que sólo ese motivo no basta para salir de la cárcel de Piñero.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario