Policiales

"No puede haber alguien tirando tiros por doquier y matando a una persona"

El padre del joven asesinado de un disparo de arma de fuego en Cochabamba al 300 asegruó que irá "hasta las últimas consecuencias" para saber quién fue el asesino de su hijo. 

Lunes 18 de Abril de 2016

Luis Ratari, padre de Matías, el joven asesinado de un disparo en Cochabamba al 300, aseguró hoy que va a ir "hasta las últimas consecuencias" para conocer la verdad sobre el crimen de su hijo, y enfatizó: "No sé qué pasó, lo que sí sé es que no puede haber alguien en un balcón tirando tiros por doquier y matando a una persona".

En declaraciones al programa "Trascendental", que se emite por La Ocho, Ratari reveló que el amigo de su hijo le contó que en el momento en que estaban discutiendo con Matías en el lugar donde cayó herido "escucharon disparos" y que cuando el muchacho cayó herido "intento subirlo a la moto y llevárselo, pero como se cayeron salió corriendo".


"No sé qué estaban haciendo ahí", admitió Ratari, y detalló: "Con mi hijo estuvimos trabajando en el taller hasta las cinco de la tarde, después cuando volví a casa no lo vi. Sé que había salido y que se había mojado un poco, por eso vino, a eso de la una menos cuarto, se cambió y se fue. Lo que hizo después no lo sé".

"Yo no sé qué pasó, lo que sí sé es que no puede haber una persona en un balcón tirando tiros por doquier y matar a una persona", insistió Ratari, y añadió: "Si esto hubiese sido distinto, si te vienen a robar a tu casa, vos tenés un arma de fuego y te muestran un arma. Eso te lo entiendo, aunque hubiera sido mi hijo, sea la persona que sea, es tu vida o la suya".

"Eso no es lo mismo que ponerte a cazar pajaritos desde un tercer piso, tirando tiros por doquier, porque no fue un tiro, fueron arriba de diez disparos", señaló el padre del joven asesinado el viernes a la noche en la República de la Sexta. "De última no le tirés a la persona, llamá a la policía, tirá al aire, no quites una vida", reclamó.

Ratari aseguró que Matías "no necesitaba robar, monotributista, trabajaba en el taller de motos de la familia", y agregó: "Mi hijo era un pibe que iba a tener por una sucesión de hechos de la misma familia nuestra el futuro asegurado económicamente".

Asimismo, contó que al velatorio fueron más de 300 chicos y habrá habido también 180 personas mayores, entre amigos y familiares, fue un mundo", y reveló: Me vino a saludar gente que yo no conocía. Ellos cuando salen de tu casa se arman otra vida. Vos no los conocés, los ves que se levantan a la mañana, que van a trabajar, que vuelven, pero cuando salen no sabés qué hacen..."

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario