Policiales

No hallan indicios de delito en Rosario en lo secuestrado en casa de D'Alessio

El juez de Dolores envió información tras una denuncia del gobierno provincial a la Fiscalía Federal 2, que ahora evalúa archivarla.

Martes 09 de Abril de 2019

La Fiscalía Federal Nº 2 de Rosario recibió la semana pasada información del juzgado federal de Dolores referida a los documentos secuestrados en la casa del falso abogado Marcelo D'Alessio. Esos elementos habían sido requeridos a raíz de una presentación del gobierno de Santa Fe en la Justicia federal y provincial para que se investigara por qué motivos D'Alessio tomó contacto con miembros de la banda de Los Monos al menos en dos ocasiones durante el juicio provincial al grupo comandado por la familia Cantero. Sin embargo, de la información remitida, según fuentes judiciales, no surge ninguna alusión a Rosario de la que pueda inferirse la comisión de algún delito. Por eso, de no surgir elementos nuevos, la Fiscalía pedirá el archivo de la denuncia.

El 18 de marzo el gobierno provincial, a través de los ministros de Justicia, Ricardo Silberstein, y de Seguridad, Maximiliano Pullaro, elevó una denuncia para que se investigue la posible comisión de los delitos de espionaje ilegal, asociación ilícita y extorsión en el territorio de la provincia de Santa Fe. El objetivo, anunciado en conferencia de prensa, era analizar las maniobras que surgieron por la causa que lleva adelante el juez Alejo Ramos Padilla, en la que se encuentra procesado D'Alessio (ver página 10).

Tras la presentación de la denuncia, el fiscal federal de Rosario Claudio Kishimoto solicitó a Ramos Padilla la remisión de la información relativa a esta ciudad. Entre esos elementos había un pedido por una carpeta que según dichos del propio magistrado figura con el nombre de "Narcotráfico Rosario".

Desde el juzgado de Dolores remitieron a la fiscalía de Kishimoto un CD con los elementos que podían ser de interés. Fuentes de la causa indicaron que allí había dos documentos principales. Uno era la presentación del propio Ramos Padilla, el 13 de marzo, ante la comisión de Libertad de Expresión del Congreso y otro es un informe de la bonaerense Comisión Provincial por la Memoria sobre inteligencia ilegal y seguimientos sin orden judicial. Nada de lo enviado, dijeron las fuentes, se refiere a Rosario a excepción de una mención de un funcionario de la Aduana local, considerada irrelevante para la solicitud que hizo el gobierno santafesino.

También transfirieron a la Fiscalía Federal 2 la constancia de elementos encontrados en el allanamiento a la vivienda de D'Alessio en un country del partido bonaerense de Esteban Echeverría. Se trata de los números de cuatro teléfonos celulares. No hay nada de lo enviado ninguna carpeta sobre "Narcotráfico Rosario". Por consiguiente el criterio de la Fiscalía Federal será disponer el archivo de la presentación del gobierno provincial.

Dos veces

La provincia había elevado las denuncias tras verificar que D'Alessio entró en dos ocasiones al Centro de Justicia Penal —en diciembre de 2017 y febrero de 2018— durante el juicio a Los Monos. La primera vez, acompañando al periodista Rolando Graña, citado como testigo por la defensa de miembros de los Cantero. La segunda se entrevistó con Ramón "Monchi Cantero" Machuca y llevó a los ministros provinciales a decir que el gobierno sospechaba que D'Alessio entraba como operador a Santa Fe para generar tensión política a través de la violencia.

Al presentar la denuncia Pullaro señaló la idea de que D'Alessio estuviera conectado con atentados contra objetivos del Poder Judicial. "Creemos que los hechos que acontecieron no son pensados desde las cárceles donde hoy están detenidos las principales bandas delictivas".

En la página 4 de la declaración indagatoria ampliatoria que le tomaron a D'Alessio en Dolores el pasado 15 de marzo se le hace una imputación concreta en la que figura Rosario. Se le adjudica "haber realizado investigaciones de espionaje ilegales vinculadas al narcotráfico en la ciudad de Rosario, provincia de Santa Fe", que en la documentación hallada se describe de esta manera. "Descripción de la matriz delictiva en esa materia en Rosario (SF). Financiación privada, Protección Policial, Líneas Comerciales, Cobertura Política local. Redistribución de la ex Policía Judicial. Nueva balanza comercial. Rol sindical de al menos un puerto Santafesino vinculado a PNA y los exportadores de cocaína. Nuevas alianzas con participantes de provincias vecinas". Según la imputación, a esta operación D'Alessio la realizó "a partir de filmaciones con cámaras ocultas a uno de los principales actores locales, filmaciones aéreas con drones, capturas fotográficas, obtención de registro de llamadas entrantes y salientes con detalle de celdas de activación, obtención del historial migratorio de sus objetivos, entrevistas personales encubiertas, entre otras".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});