Policiales

"Nadie me va a borrar lo que yo viví"

Lunes 21 de Enero de 2008

Buenos Aires.— Mónica Galliano cenaba con su hermana en una residencia del barrio cerrado Parque del Remanso cuando sonó el celular de la joven que terminó asesinada de cuatro disparos frente a la puerta de su casa. Ayer, a cuatro días del brutal crimen, la mujer rememoró en un diario porteño los últimos minutos de vida de su hermana y dijo que su ex cuñado maltrataba a Rosana y que la ataca a ella para defenderse.

  “Nadie me va a borrar la imagen de lo que yo viví, nadie en el mundo. No hay palabras para decir lo que viví”, dijo Mónica al diario Perfil. “Estábamos cenando las dos, en eso suena su celular y como no había señal en la casa salió al parque para atenderlo. Yo estaba en la mesa, escuché los disparos y un grito. La ví entrar y alguien le siguió disparando. No sé si ella o yo cerramos la puerta. Yo estaba desesperada, fui al cuarto donde estaba cargando mi celular, llamé al 911 y no me podía comunicar. Entonces lo llamé a mi novio, le dije que avise a la policía. Yo corría a los gritos pidiendo ayuda”.

Ultimo pedido. La mujer también recordó que Rosana le había pedido a su ex esposo que le llevara a sus hijos. “A eso de las cinco, él le dijo que Jerónimo tenía fiebre, ella le pidió que se lo traiga, que ella lo cuidaba mejor que nadie. A la noche le avisó que lo llevaba al hospital. Yo estuve con ella todo el día esperando a los chicos”. Y aseguró que Rosana “le tenía mucho miedo” a Arce. “A mí me daba cosa dejarla sola, siempre la acompañaba”, sostuvo y remarcó que ella sabía que el hombre “maltrataba” a su hermana”.

  Al respecto, Mónica dijo que “en la Justicia se va a saber quién fue” el asesino y manifestó que ella no tiene “nada que ver” con el crimen, tal cual lo sostiene la defensa de Arce. “Nos quiere ensuciar para defenderse”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario