Policiales

Murió un jubilado que se había resistido a un robo en Empalme Graneros

Un hombre de 65 años fue golpeado por un joven que lo asaltó en la esquina de Juan José Paso y Garzón. Falleció ocho horas después y esperan la autopsia para establecer la causa.

Martes 12 de Agosto de 2014

"Bajate o te rompo la chata", fue la frase intimidante que escuchó Marcos Francisco Chirino de parte de un muchacho que intentó asaltarlo la tarde del sábado cuando estaba sentado al volante de su camioneta estacionada en una esquina del barrio Empalme Graneros. Pero el hombre de 65 años decidió resistir el atraco y comenzó a pelear a las trompadas con el ladrón. En ese marco recibió algunos cortes en la cabeza, pero como se descompensó lo llevaron a un sanatorio privado donde ocho horas después —el domingo a la madrugada— falleció a raíz de un paro cardíaco.

Por el hecho fue detenido un joven de 19 años, imputado en forma preliminar de homicidio en ocasión de robo. La acusación que le formuló la fiscal interviniente es inicial ya que deberá aguardar el resultado de la autopsia para determinar los motivos fehacientes de la muerte de Chirino.

Pelea. Marcos Chirino tenía 65 años y se había jubilado luego de haber trabajado en el puerto de Rosario. Cerca de las 19 del sábado salió con un utilitario de su casa de la zona oeste de la ciudad y se dirigió a Empalme Graneros, en la zona norte.

El hombre estacionó el vehículo en la esquina de Juan José Paso y Garzón, en pleno centro comercial del barrio y tal vez nunca imaginó que minutos después sería el protagonista involuntario de un violento suceso.

"Mi papá estaba sentado en la chata cuando se acercó un muchacho con una piedra en la mano y le quiso robar. Le dijo «bajate o te rompo la chata». Mi viejo se bajó pero, en vez de darle la billetera, se puso a pelear", explicó a este diario Sebastián, un hijo de Chirino.

La reyerta terminó con lesiones para el ladrón y la víctima. El jubilado sufrió escoriaciones en el cuero cabelludo y el delincuente golpes en el brazo derecho.

El asaltante no pudo concretar el robo porque vecinos que presenciaron el hecho se contactaron con el 911. Así, un rato después fue detenido por efectivos de la comisaría 20ª.

Tanto Chirino como el ladrón fueron asistidos en el lugar por personal del Sies. "Como (el jubilado) dijo que tenía problemas de presión lo trasladaron al sanatorio Plaza", comentó la fiscal de Investigación y Juicio Valeria Haurigot, a cargo del caso.

Liberado. En ese contexto, la fiscal también dispuso la excarcelación de José Alberto S., el joven de 19 años acusado de intentar asaltar a Chirino.

"Como no se le secuestraron armas de ningún tipo y la víctima nos alcanzó a decir que no se había concretado el robo, dispuse la libertad del autor del hecho luego de constatar su domicilio", explicó Haurigot, quien tuvo en cuenta en tal sentido que el joven acusado no contaba con antecedentes penales.

 

Cambio. En el sanatorio Plaza le realizaron a Chirino un electrocardiograma y una radiografía. "Tuvo una arritmia cardíaca en el momento que le quisieron robar. A eso de las 11 de la noche nos fuimos porque ya se encontraba estable, pero a la 1 nos llamaron porque se había descompensado y sufrido un paro cardíaco", comentó Sebastián.

Dos horas después Chirino falleció y eso modificó el encuadre legal del caso. Enterada del deceso, Haurigot requirió una orden de allanamiento a la jueza penal Roxana Bernardelli y entonces, cerca de las 21 del domingo, José S. fue nuevamente detenido en su domicilio.

A su vez, la fiscal ordenó la autopsia de Chirino para establecer la causa de su muerte. Pero como el hombre ya fue sepultado se deberá exhumar el cuerpo para concretar la medida.

"Debemos determinar la causa de la muerte. La primera información fue que murió por un paro cardíaco pero como tenia escoriaciones hay que esperar el informe de los médicos forenses", señaló Haurigot. En este marco hoy se realizará la audiencia imputativa en los Tribunales provinciales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS