Policiales

Murió 34 días después de ser baleado desde una moto y frente a su casa

"Lo único que te puedo decir es que los de la moto fueron directamente a atacarlo a él", comentó ayer una vecina del barrio Libertad, en la zona sudoeste rosarina, sobre la agresión a balazos que...

Viernes 04 de Abril de 2014

"Lo único que te puedo decir es que los de la moto fueron directamente a atacarlo a él", comentó ayer una vecina del barrio Libertad, en la zona sudoeste rosarina, sobre la agresión a balazos que terminó con la vida de Oscar Alberto Aguirre, de 40 años. La víctima fue herida con cinco proyectiles el sábado 1º de marzo a la tardecita en la puerta de su casa de Pasaje 1845 (también conocido como Vázquez) al 5900 y falleció 34 días después, el miércoles a la tarde, en la sala de terapia intensiva del Hospital de Emergencias. La causa es investigada por el fiscal Damián Cimino, de la Unidad Especializada en Homicidios Dolosos.

Barrio Libertad es un complejo de viviendas iguales inaugurado a fines de los 90 y también se lo conoce como barrio De los Veteranos, por sus calles bautizadas en homenaje a los soldados rosarinos caídos en Malvinas. "Y si le pones el barrio de los techitos verdes también lo van a reconocer", como explicó ayer una vecina de la cuadra donde atacaron a Aguirre. Está ubicado al sur del Fonavi de Rouillón y Seguí y rodeado por los barrios Bolatti, Hipotecario, Toba y La Lagunita. Allí vivía hasta el miércoles el hombre asesinado, quien tenía prontuario abierto según explicaron fuentes allegadas a la investigación.

El sábado 1º de marzo, pasadas las 19.30, Aguirre estaba en la puerta de su casa según se puede deducir del frío relato del parte preventivo de la comisaría 19ª, donde quedó registrado su asesinato. Dos hombres pasaron por delante de la vivienda y descargaron una ráfaga de plomo que impactó al hombre en cinco lugares de su cuerpo. Sus familiares lo trasladaron en un auto particular hasta el Heca y ahí quedó internado en estado reservado, esperando el desenlace, que ocurrió el miércoles a las 13.30. "¡No sabés como pasaron las motos! Pasaron por delante mío, pero olvidate que yo voy a ir a contar algo", dijo una vecina joven antes de dejar hablando solo al cronista.

El resto de la barriada optó por el mismo sendero. Los más osados dejaron entrever que Aguirre tenía muy poco contacto con los vecinos y viceversa. Desde la Fiscalía Regional Rosario se mostraron cautos a la hora de brindar declaraciones sobre el crimen y se refugiaron en el "estamos trabajando y por el momento no hay una hipótesis que domine el escenario de la pesquisa". Ayer a la mañana, en la casa en cuyo frente fue baleado Aguirre, no había familiares. La investigación quedó en manos de la sección Homicidios y el fiscal Cimino.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario