Policiales

Mató a su amigo, lo tapó con basura y le prendió fuego el auto

El asesino y la víctima eran socios en un emprendimiento de cultivo de marihuana.

Jueves 10 de Octubre de 2019

Un hombre fue condenado este jueves a 14 años de prisión por haber asesinado a un amigo suyo tras una discusión vinculada a la droga que ambos mantuvieron en febrero de 2018 en el barrio Parque Palermo, de Mar del Plata.

Se trata de Cristian Calvo, a quien el Tribunal Oral Nº 2 sentenció por matar de un balazo a Cristian Zubillaga (24), cuyo cadáver luego tapó con una montaña de basura.

Además, quemó el automóvil de la víctima y se escapó de Mar del Plata hacia Bahía Blanca, según quedó acreditado durante el juicio oral.

Para dictar el fallo, los consideraron la acusación realizada por el fiscal Fernando Castro, quien investigó el caso y en la etapa de alegatos había solicitado la pena de 15 años de prisión para el acusado. En tanto, el abogado Osvaldo Verdi -representante de la familia de Zubillaga- había pedido 19 años de cárcel.

Por su parte, el letrado Pablo Carmona, que defendió a Calvo, consideraba que su cliente debía ser absuelto, algo que no fue tenido en cuenta por los magistrados.

Es que para los jueces quedó probado que el imputado efectivamente fue el autor del “homicidio en agravado por el uso de arma de fuego”.

El crimen de Cristian Zubillaga ocurrió en febrero de 2018 en el barrio Parque Palermo. Además de ser amigo de la víctima, Calvo era su socio en un emprendimiento de cultivo de marihuana.

Luego de que Zubillaga estuviera desaparecido dos días, su cadáver apareció bajo una montaña de basura. En tanto, al sospechoso lo detuvieron en la granja de recuperación Villarino Viejo -ubicada en la Ruta 3 a 15 kilómetros de Bahía Blanca- el 28 de febrero de 2018, tras el hallazgo del cuerpo, que presentaba un disparo y estaba envuelto en nylon transparente.

Calvo fue alojado en la Alcaidía Penitenciaria de Batán, acusado de matar a su propio amigo en el marco de una discusión vinculada a la plantación de marihuana que ambos tenían como socios.

Zubillaga había estado desaparecido dos días cuando su pareja fue advertida, por parte de un desconocido, de que podía ser víctima de un homicidio. Entonces, comenzó la búsqueda de su paradero.

Desde la fiscalía y la comisaría cuarta se dirigieron a la zona donde los socios tenían la plantación para efectuar un rastrillaje, y lo primero que hallaron fue su automóvil marca Peugeot, que había sido prendido fuego.

De allí los investigadores rastrillaron se dirigieron a una quinta de la zona y dieron con un hombre que les preguntó si estaban allí por lo del “que mató al pibe”, con lo cual la certeza estaba próxima a materializarse.

En la quinta secuestraron algunas plantas de marihuana pero no hallaron a ninguna persona y al caer la noche suspendieron el operativo hasta el día siguiente. Finalmente, lo encontraron a aproximadamente 200 metros del ingreso a la quinta, indicaron las fuentes, tapado con basura.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario