Policiales

Matan a una mujer de 30 puñaladas en un cíber de Villa Constitución

Tenía unos 40 años y era dueña del local. La encontró su marido poco después de las 14 de ayer. Para la policía pudo ser el desenlace de un robo, ya que faltaron unos $ 5 mil, o un hecho pasional.

Viernes 15 de Julio de 2011

Un crimen con distintas puntas a develar aún por los investigadores sacudió poco después del mediodía de ayer la tranquilidad de Villa Constitución. Viviana Sklate, de 40 años, fue hallada sin vida por su esposo dentro del cíber del cual el matrimonio era propietario, en el barrio Altamira de esa ciudad. El cuerpo, según las primeras estimaciones forenses, presentaba 30 puñaladas, una de ellas muy profunda en el cuello. Aunque anoche no estaban claros los motivos del homicidio, los pesquisas se inclinaban por un robo, ya que del local faltaron unos 5 mil pesos de recaudación, o un hecho pasional, debido a la violencia del ataque.

Según los datos aportados por testigos a la policía, Sklate siempre llegaba a su negocio de Neuquén 724 (uno de los dos locales que tenía la pareja) un par de horas antes de abrir al público a fin de acondicionarlo y hacer la limpieza. Así lo hizo el jueves a la mañana. Pero cuando su esposo llegó para ayudarla en la atención de los clientes, cerca de las 14, se topó con el cruento escenario. Su esposa estaba muerta, tirada en el baño del salón y en medio de un charco de sangre. La mujer tenía numerosas heridas en el cuello y el tórax. Entre sus ropas tenía dinero y en sus manos los anillos de oro que siempre lucía. Ese dato, además de que las computadoras del local estaban en su lugar, hizo pensar en una primera instancia que no se había cometido robo alguno.

De acuerdo a la pesquisa, Sklate había cerrado el local a las 3 de la madrugada de ayer y volvió a las 10 de la mañana para empezar con sus habituales tareas. Hasta la llegada de su marido habría estado sola, salvo la presencia inesperada del homicida que le asestó 30 puñaladas y una herida cortante y profunda en el cuello.

Indignación. El homicidio, dijeron las fuentes, se habría perpetrado minutos antes de las 13. Y cuando el esposo de Sklate se topó con la dantesca escena alertó rápidamente a la policía, por lo que de inmediato llegaron varias unidades comandadas por el subjefe de la Unidad Regional VI, comisario mayor Alberto Villa. En tanto, alrededor del cerco de seguridad implementado, una gran cantidad de vecinos fueron pasando de la perplejidad a la indignación por lo sucedido.

"Hasta el momento lo único que puedo decir es que nos hemos encontrado con una mujer de unos 40 años que había venido a hacer la limpieza ya que el cíber abre aproximadamente a las 14", explicó el comisario Villa. Fue "encontrada en el baño, con varios puntazos de arma blanca. Estamos en una primera etapa investigativa y vamos a hablar con los vecinos a ver si han visto algo", agregó.

Con respecto a las heridas que presentaba la mujer, el oficial señaló que "hasta ahora, lo que ha visto el médico de policía es que se uso sólo un arma blanca". Y sobre el móvil del hecho respondió que "por el momento es aventurado dar hipótesis porque no se sabe si es un ajuste de cuentas o un problema pasional", y descartó en una primera instancia la idea del robo "porque aunque aparentemente faltaría un poco de dinero, la víctima tiene plata en la billetera y anillos que no le fueron sustraídos". Esa idea cambió después de que el esposo de Sklate declarara en la Jefatura. Allí, el hombre sostuvo que "faltaron del local unos 5 mil pesos de recaudación". Lo hizo con un testimonio "coherente y seguro", dijo el oficial.

En cuanto al estado en que se encontró el lugar del asesinato, el comisario Villa indicó que "no presentaba desorden, aunque en el baño donde la víctima estaba tirada se ve la lógica alteración del ambiente".

Finalmente, el comisario Villa puntualizó que a primera hora de la tarde, cuando habría ocurrido el homicidio, "ningún vecino vio o escuchó algo que pueda aportar datos que orienten la investigación". A la par de esas declaraciones, la indignación del vecindario crecía y se escuchaban entre quienes se acercaron al cíber donde ocurrió el hecho las voces que reclamaban justicia y algunos hasta planteaban tomarla por mano propia.

Aproximadamente a las 15.45 el cuerpo de la víctima fue retirado del cíber mientras los familiares y amigos de Sklate se mostraban desbordados por el llanto y el vecindario hacia escuchar con más fuerza sus quejas contra la falta de seguridad. Ahora la investigación continuará por los carriles judiciales a la vez que el cuerpo de la víctima fue trasladado al Instituto Médico Legal de Rosario para la autopsia correspondiente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario