Femicidio

Matan a una joven embarazada, su beba nace prematura y arrestan al ex marido

Jésica Riquelme ingresó el sábado al hospital de Federal con golpes en la cabeza. Su ex, que alegó un accidente, tenía prohibido acercarse a ella.

Lunes 04 de Febrero de 2019

Una chica de 26 años embarazada de seis meses fue asesinada de un golpe en la cabeza el sábado al mediodía en la localidad entrerriana de Federal, una ciudad de 20 mil habitantes ubicada al norte de esa provincia. La joven ingresó con escasos signos vitales a un hospital, donde falleció y le practicaron una cesárea de urgencia. La beba prematura permanecía anoche internada en grave estado en un centro de salud de Concordia.

El principal y hasta ahora único sospechoso del crimen es la ex pareja de la víctima, quien quedó imputado por del femicidio. Sobre él pesaba una orden de prohibición de acercamiento por una denuncia de violencia de género. Durante el mes de enero se registró en Argentina un femicidio cada 26 horas. Ayer a las 17 se realizó una marcha en Federal bajo la consigna #NiUnaMenos.

De urgencia

La víctima es Jésica Riquelme, que tenía 26 años y vivía en la ciudad de Federal, al norte de la provincia de Entre Ríos y a unos 100 kilómetros de la localidad de Concordia. Estaba embarazada de 25 semanas y era mamá de un nene y una nena de 3 y 5 años.

Según fuentes de la investigación, el sábado al mediodía Jésica ingresó en el Hospital Justo José de Urquiza, de Federal, con señales de haber sufrido un fuerte golpe en la cabeza y lesiones en el rostro. La había trasladado hasta allí su ex pareja, Jesús Sánchez, de 38 años, y un vecino de la joven.

Los médicos asistieron a la víctima que, a los pocos minutos de ser internada, falleció como consecuencia de las lesiones en la cabeza. De acuerdo con los voceros del caso, los médicos constataron que el bebé que gestaba seguía con vida, por lo que le practicaron una cesárea de urgencia.

La beba, que nació prematura, fue trasladada de urgencia del Hospital Masvernat de Concordia, que cuenta con equipamientos de mayor complejidad. Quedó internada en neonatología en grave estado de salud.

Crimen

Hasta ayer el único sospechoso por el crimen de Jésica era Sánchez. Cuando la policía se acercó al hospital Urquiza constató que sobre él pesaba una prohibición de acercamiento por una denuncia por violencia de género que Jésica había realizado a fines de 2018.

Sánchez fue detenido y la fiscal de Federal Eugenia Molina lo imputó por el delito de "homicidio doblemente agravado por el vínculo y por mediar violencia de género", es decir femicidio, que prevé la pena de prisión perpetua. Además, le achacó la desobediencia a la orden judicial por la violación a la orden de acercamiento por noventa días que le había impuesto la Justicia.

Los investigadores allanaron la casa donde vivía Jésica con sus dos hijos, que también eran hijos de Sánchez. El hombre tenía prohibido acercarse a ese lugar. De la vivienda, ubicada en el barrio Salto, al este de Federal, secuestraron un martillo y ropa con sangre que iban a ser peritados para determinar si se trataba o no del arma homicida y si la sangre pertenecía a Jésica.

En ese sentido, según refería ayer el diario Uno de Entre Ríos, la autopsia constató un golpe importante en la cabeza con hundimiento de cráneo pero que no era reciente sino que tenía al menos 48 horas. Así se confirmó que el deceso se debió a un derrame cerebral generado por el brutal golpe lo que derribaría la versión de Sánchez sobre el golpe mortal que sufrió la víctima cuando se cayó por accidente.

Movilización

Después de que los vecinos de Federal se enteraran del femicidio, la organización "Voces Empoderadas de Federal" convocó a una movilización bajo la consigna #NiUnaMenos.

La concentración tuvo lugar ayer a las 17 en la plaza Urquiza, donde se reunieron cientos de mujeres para reclamar justicia por Jésica.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario