Policiales

Matan a un joven de una puñalada en medio de una pelea

Ricardo Carminati fue asesinado ayer a la mañana en una gresca cuyos motivos ayer se ignoraban y en la que hubo otro chico herido.

Lunes 01 de Abril de 2019

Un joven de 24 años murió en la zona rural de Nuevo Alberdi como consecuencia de una grave herida de arma blanca que le asestaron en el corazón, aparentemente ocasionada en medio de una pelea con un vecino, según los primeros datos aportados por testigos. La víctima fue identificada como Ricardo Ezequiel Carminati, quien fue atacado ayer a la mañana en la esquina de Luzuriaga y Somoza. En la misma reyerta otro chico de 18 años también sufrió heridas cortantes en la espalda, pero anoche estaba estable.

A las 7 de la mañana de ayer los médicos del Hospital Alberdi recibieron en la guardia a un joven de 24 años con una profunda herida de arma blanca en el tórax. Sin embargo, con una lesión grave en el corazón, no resistió y murió a los pocos minutos de ser asistido.

Casi al mismo tiempo requirió atención otro joven de 18 años identificado como Leonardo M., quien presentaba heridas cortantes en la zona de la espalda. Si bien se indicó que su estado de salud era grave, al cierre de esta edición se encontraba estable. Ese paciente también habría estado en el mismo incidente en el que fue atacado Carminati.

De algunos testimonios colectados de forma preliminar por el personal policial del Hospital Alberdi que entrevistó a las personas que trasladaron a las víctimas, se desprende que se desató una feroz pelea vecinal, aunque se desconocía hasta anoche el motivo que originó la fatal reyerta.

Sangre

En las primeras horas de la mañana de ayer se podía apreciar sobre el pavimento de Luzuriaga y Somoza una gran mancha de sangre como vestigio del feroz enfrentamiento.

Algunas versiones que circulaban por el barrio indicaban que Carminati estaba peleando con un muchacho y que en ese contexto un tío de éste último apareció en escena y terminó apuñalando al joven que resultaría muerto. También se indicó que, en una presunta represalia posterior, la vivienda del hombre sindicado como homicida fue saqueada e incendiada.

En la escena del crimen trabajó personal del Gabinete Criminalístico de la Policía de Investigaciones (PDI) para colectar evidencias que permitan conocer la mecánica del hecho, qué lo causó y establecer probable identidad de el o los homicidas.

La investigación del hecho quedó en manos del fiscal de la Unidad de Homicidios Miguel Moreno quien a primera hora ordenó otras medidas, además del levantamiento de rastros, la toma de testimonios y relevamiento de imágenes de cámaras de videovigilancia, si las hubiere en la zona. Más allá de las versiones sobre lo ocurrido, anoche al cierre de esta edición no había personas detenidas ni sindicadas por el ataque.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});