Policiales

Matan a un joven con cinco tiros y un corte en el cuello

César Julio Domínguez tenía 24 años. Sus vecinos lo encontraron muerto en la calle, en inmediaciones de Puente Gallego, con marcas de haber sufrido un acto de venganza.

Martes 08 de Marzo de 2016

La escena que el domingo a la noche distinguieron algunos vecinos del barrio Puente Gallego, en la zona sudoeste, era desgarradora. El cuerpo de un muchacho de 24 años con cinco balazos y un profundo corte en la garganta yacía en el pavimento, en una calle de esa barriada. Hasta anoche, los investigadores policiales y judiciales no habían determinado en forma precisa la motivación del ataque, pero se inclinaban por la hipótesis de que se habría tratado de un acto de venganza.

César Julio Carlos Domínguez tenía 24 años y según una fuente policial vivía en Mar Chiquita al 3000, a pocas cuadras de donde fue asesinado, aunque una fuente de la Fiscalía indicó que ocupaba una casa en otra zona de la ciudad.

Cuando faltaba media hora para la medianoche del domingo Domínguez caminaba por Antigua Calle a Soldini al 3900. Ya había atravesado el cruce con San Juan de Luz, a la altura de Ovidio Lagos al 7500 —a pocos metros del inicio de la ruta provincial 18 —, cuando fue alcanzado por una ráfaga de balazos disparados por uno o varios agresores. Los investigadores judiciales dijeron que no habían determinado cómo se desencadenó el violento incidente, pero comentaron que el suceso fue presenciado por algunos vecinos. De todos modos, aclararon que preferían no comentar los dichos de los testigos para "preservar la pesquisa".

Sobre el asfalto. Lo concreto es que el cuerpo de Domínguez fue encontrado a unos cinco metros al oeste del cruce de Antigua Calle a Soldini y San Juan de Luz, en el pavimento, en una elevación natural del terreno de poca altura. El cadáver estaba tirado cerca de zanjas a cielo abierto, bordeado por restos de basura y en medio de un extenso charco de sangre.

Algunos vecinos se acercaron al sitio donde estaba el cuerpo pero nadie supo quién era hasta que poco después llegó el padre del joven fallecido y lo reconoció. Desesperado, el hombre se contactó con el Sies y la policía. Una ambulancia del servicio municipal acudió a la escena pero el muchacho ya había fallecido. También un patrullero del Comando Radioeléctrico llegó al lugar. Al menos cinco balazos disparados por una pistola calibre nueve milímetros habían perforado el cuerpo de Domínguez.

Poco después, el médico policial que examinó el cadáver determinó que un proyectil le atravesó el parietal, otro tiro impactó en el oído derecho. Un tercer balazo perforó el omóplato izquierdo. Otro tiro impactó en la axila izquierda. El quinto perforó el hombro derecho. Pero también hubo una herida que tal vez sea el signo inequívoco de que a los motivos del ataque hay que buscarlos en una venganza: el agresor o los agresores le hundieron el filo de un cuchillo en la garganta.

En la escena del homicidio los peritos de la Policía Científica recogieron vainas servidas calibre nueve milímetros. El barrio donde mataron a Domínguez tiene características un tanto inusuales. De un lado, la arteria Antigua Calle a Soldini está poblada de viviendas habitadas por personas de clase media, pero enfrente sólo asoman algunas casas que se levantan en un descampado, que semejan una zona rural. Una racimo de árboles bordea a la calle.

Silencio. Ayer a la mañana La Capital acudió al barrio, pero los vecinos consultados dijeron que ignoraban cómo se había desatado el crimen. "No sé bien lo que pasó", comentó uno de ellos mientras se limitaba a señalar el sitio donde fue encontrado el joven. Una mujer brindó la misma respuesta.

En el mediodía de ayer el fiscal Ademar Bianchini, a cargo de la investigación, señaló con relación a la motivación del homicidio que "posiblemente sea un ajuste de cuentas". El responsable de la acusación indicó en una conferencia de prensa que todavía no tenía los informes para conocer si el muchacho asesinado contaba con antecedentes penales. Bianchini también comentó que los pesquisas recorren la zona para determinar si hay cámaras de vigilancia que hayan registrado la escena.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario