Policiales

Matan a tiros a un muchacho en Nuevo Alberdi tras una discusión con tres hombres

Jonatan Rivarola tenía 24 años y era vendedor ambulante. Sus familiares dijeron que los agresores fueron a su casa para hablar con é, pero dijeron que ignoraban cuáles eran los motivos.

Lunes 02 de Noviembre de 2015

Un muchacho de 24 años fue asesinado a balazos en su casa del barrio Nuevo Alberdi. Según fuentes policiales, el crimen se perpetró en el desenlace de una discusión que protagonizó con tres hombres por cuestiones que no fueron precisadas. Los familiares del joven fallecido sostuvieron que los agresores llegaron a la vivienda para hablar con él, pero dijeron que ignoraban por qué lo buscaban. En ese contexto, uno de los atacantes fue detenido cuando intentaba escapar luego de consumado el ataque.

Jonatan David Rivarola se ganaba la vida como vendedor ambulante y recibía la asignación universal por hijo para mantener a su esposa y a sus hijos. Vivía en una humilde casa situada en la calle 1333 al 3000 —a la misma altura de Floduardo Grandoli y a una cuadra de Villa del Parque— en una barriada de la zona norte de la ciudad ubicada en el límite de Nuevo Alberdi con la Zona Cero, un complejo habitacional que construyó la provincia con la intervención del gobierno nacional.

Tres tipos. Una fuente policial señaló que alrededor de las 23.30 del sábado Rivarola estaba en su casa con su familia cuando aparecieron tres hombres que se movilizaban en una moto Honda CG Titán de color negro. "Llegaron tres tipos en una moto. Golpearon la puerta y llamaban a mi hermano. Después ingresaron a la casa saltando por la pared y comenzaron a patear la puerta. Como Jonatan estaba con los hijos empezó a forcejear con los tipos para que no entraran", explicó Martín, un hermano del joven asesinado.

En medio de la disputa uno de los intrusos pulsó el gatillo de una pistola calibre 6.35 y un proyectil perforó el pecho del dueño de casa. Agonizante, el muchacho se derrumbó al suelo, mientras los agresores escapaban del lugar. Desesperados, los familiares de jonatan lo subieron a un auto y lo llevaron al Hospital Eva Perón, de Granadero Baigorria, pero murió en el camino.

"En el hospital, los médicos nos dijeron que el tiro le dio justo en el corazón", comentó Martín mientras un bebé, al parecer uno de los hijos de Rivarola, lloraba en el interior de la casa.

Ayer a la tarde, un vocero de la fiscalía de Homicidios señaló que los pesquisas de la Policía de Investigaciones (PDI) también recogieron en el barrio otra versión acerca de cómo se desencadenó el cruento episodio. "Algunos vecinos dijeron que pasaron dos hombres en una moto y le dispararon dos balazos a la víctima", indicó el portavoz consultado.

Atrapado. Lo cierto es que los familiares de la víctima denunciaron el violento suceso al 911 y una patrulla del Comando Radioeléctrico acudió al lugar. Al llegar vieron a dos hombres que escapaban a gran velocidad a bordo de una moto Honda Titán negra. Los uniformados salieron tras sus pasos pero les perdieron el rastro.

Sin embargo, poco después lograron atrapar a uno de los presuntos atacantes cuando escapaba corriendo por el cruce de Paunero y Vieytes. Fue identificado como Roberto M., de 38 años. En la escena del crimen, los efectivos de la Policía Científica encontraron un casquillo de un calibre 6.35.

De vista. Martín y Gisela, la esposa de Rivarola, comentaron a LaEN_SPACECapital que los agresores viven en Nuevo Alberdi. "Los conocía de vista del barrio. Lo buscaban a él para hablar, pero no sé para qué", dijo el hermano. A su vez, la mujer indicó que "los pibes (por los agresores) querían que él saliera de la casa, pero no sabemos cuál era el motivo porque él no se metía con nadie".

La vida del joven asesinado, según sus familiares, estaba atravesada por la desventura y las limitaciones económicas. "Era paquetero. Vendía medias y zapatos entre la gente del barrio porque no podía caminar mucho desde que lo operaron de una hernia de disco. Además se ayudaba con la asignación universal por hijo", comentó Martín.

El hermano y la esposa de Rivarola se quejaron por las condiciones de seguridad en la que se desarrolla la vida cotidiana en el barrio. "No pasa ningún móvil del Comando por la zona. Anoche (por el sábado) llegaron rápido justo cuando los delincuentes se iban", se lamentó Martín.

Gisela también expresó su queja. "Estamos desprotegidos y no tenemos seguridad. La subcomisaría 2ª está a pocas cuadras de mi casa", dijo la mujer. El caso es investigado por el fiscal Miguel Moreno y hoy se realizaría la audiencia imputativa de Roberto M. en los Tribunales.

adrogué

Asesinó a un policía que lo quiso detener

Un policía de 21 años fue asesinado anteayer de un balazo en el cuello cuando intentó detener a un delincuente que acababa de robar un quiosco. Fuentes policiales confirmaron que el hecho ocurrió en la localidad bonaerense de Adrogué y añadieron que el presunto homicida fue detenido tras una persecución y en las próximas horas será indagado por el delito de homicidio.

Voceros policiales y judiciales identificaron al efectivo de la bonaerense como Iván Ezequiel Orellana y relataron que el crimen se desencadenó alrededor de las 14 del sábado cuando un delincuente ingresó a un quiosco ubicado en la calle Francisco Seguí al 800 de Adrogué, partido de Almirante Brown.

El asaltante sustrajo el dinero que había en la caja, las pertenencias de la dueña del comercio y escapó a la carrera.

Auxilio. Según las fuentes consultadas, la mujer salió corriendo detrás del ladrón y pidió ayuda a los gritos al personal apostado en la zona. Al darse cuenta de la situación, Orellana dio la voz de alto pero el delincuente no le dio tiempo a desenfundar su pistola reglamentaria y efectuó un disparo que impactó en su cuello.

El policía fue trasladado de urgencia a un hospital zonal, donde murió a los pocos minutos a raíz de las lesiones sufridas.

Por su parte, otros dos efectivos que patrullaban las inmediaciones en moto persiguieron al agresor y lograron apresarlo en las vías del ferrocarril General Roca, a pocos metros de la estación Adrogué.

En poder del delincuente secuestraron un revólver calibre 32 y los elementos de valor sustraídos en el negocio.

Las fuentes agregaron que el sospechoso, de 25 años y cuya identidad no fue suministrada, tiene varios antecedentes penales por diversos delitos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS