Policiales

Matan de dos tiros a un chico de 15 años tras una pelea en una fiesta

Detienen a dos personas a las que les imputarían la ejecución material de un adolescente en Saavedra y Cullen ayer a la mañana. Nicolás Paz murió a la vuelta de su casa.

Lunes 09 de Junio de 2014

Ayer a mediodía un sector del barrio Triángulo estaba cercado por patrulleros de la policía y de Gendarmería. Los uniformados ejecutaban allanamientos tras los pasos de los autores del asesinato de Nicolás Paz, un chico de 15 años que cuatro horas antes, cerca de las 8 de la mañana, había caído con dos balazos a metros del ingreso del Instituto de Recuperación del Adolescente (Irar), en Cullen y Saavedra. Sobre el paredón de ese edificio donde están detenidos los chicos acusados de cometer delitos destacaba en letras negras un enunciado cargado de sentido: "Ni un pibe menos". A dos metros de allí, tapado por un mantel que alguien colocó en un gesto piadoso, el cuerpo sin vida de Nicolás era el contraste más doloroso.

Las fuerzas de seguridad demoraron a cuatro hombres de los cuales tres aparecen implicados en el caso. Fueron identificados como Gustavo E , de 23; Anselmo B., de 22, y Rubén G, de 29. A dos de ellos se los presume autores materiales del homicidio de Nicolás Paz, quien recibió disparos efectuados con un arma calibre 9 milímetros.

Una fiesta en una casa. La investigación conducida por el fiscal Adrián Spelta estableció inicialmente que la muerte de Nicolás fue el epílogo de una secuencia que comenzó con una pelea a golpes en una fiesta. Según los testimonios recogidos esta pelea terminó con un muchacho lesionado al que los hermanos de Nicolás Paz llevaron hasta su casa. Cuando volvieron a la calle tras dejar al joven lesionado, el grupo fue sorprendido y atacado a tiros. Dos disparos alcanzaron a Nicolás, que vivía a la vuelta de allí. Uno le pegó en una pierna y el otro en el tórax.

Una de las personas detenidas por el crimen de Nicolás estaba identificado por otro asesinato reciente: el de Rocío Judith Martín, de 17 años, que el 14 de abril pasado recibió un balazo en la cabeza cuando salía del boliche Dorian, situado en la avenida Presidente Perón 5670. Estaba bajo sospecha desde entonces y había sido apuntado por el disparo que mató a Rocío. (ver aparte)

La disputa que terminó con la vida de Paz se había iniciado en una fiesta en una casa del barrio donde un joven resultó lesionado. Ese primer episodio desató una cadena de hechos que terminaron en el fatal ataque a tiros que se prolongó cerca de las 8 de ayer a lo largo de una cuadra y media hasta el terreno donde se levanta el muro perimetral del Irar. Allí Paz se desplomó sin vida. "La pelea a los tiros entre los dos grupos empezó a las 3 de la mañana y terminó a las 7", comentó a LaCapital un hombre del barrio cuando los policías estaban realizando los operativos.

Cuatro allanamientos. A partir de testimonios recogidos de los vecinos, Spelta ordenó el allanamiento de cuatro domicilios en los que fueron detenidos los sospechosos. Dos de estas personas fueron apresadas en una casa de Saavedra al 6200. Pasado el mediodía de ayer, varios vecinos se habían arremolinado en esa misma calle delante del Irar. Frente a ellos todavía yacía el cuerpo del chico.

En el incidente también resultó herido de bala otro joven que estaba fuera de peligro. "A doce horas de ocurrido este homicidio tenemos una serie de elementos que explican en forma razonable el incidente y que colocan como autores materiales posibles del homicidio a las dos personas que solicitamos quedaran detenidas. A estos indicios los completaremos con testimonios. Estimamos que el martes habrá una audiencia imputativa en Tribunales para atribuirles el hecho a los detenidos", sostuvo el fiscal Spelta.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario