Policiales

Matan al conductor de una pick-up frente a la terminal

Tenía 52 años y fue gerente de una conocida fábrica de jugos de Gualeguaychú. Iba con un joven de 25. Dos sujetos los abordaron a las 14.20 y se fueron sin robar nada. La víctima recibió un tiro en la espalda.

Jueves 11 de Octubre de 2012

La Toyota Hilux modelo 2010 se detuvo en el semáforo de Santa Fe y Cafferata, frente a la terminal de ómnibus. Julio Bereciartu, de 52 años, esperaba la luz verde al volante. Junto a él estaba Juan Pablo Baggio, de 25, con quien había llegado a la mañana desde Gualeguaychú. Mientras conversaban, una moto paró junto a ellos y bajó un hombre joven con casco. Enseguida encaró al conductor en un intento de robo. Entonces un disparo hizo estallar la ventanilla izquierda de la camioneta. Herido de muerte, Bereciartu arrancó y recorrió unos cien metros por calle Santa Fe hasta que su compañero pudo detener el vehículo y pedir ayuda a los gritos.

El hecho fue a las 14.20. La moto de los asaltantes era aparentemente una Yamaha 125. El maleante que descendió forcejeó con Bereciartu hasta lograr arrebatarle una campera. Algunos testigos observaron que se la dio y otros dicen que se la arrebató en ese instante de aturdimiento fatal.

Los agresores esgrimieron armas de fuego mientras les pedían dinero a los hombres. Cuando ya la pickup se había puesto en marcha uno de los ladrones gatilló al menos otras dos veces hacia adentro de la cabina. Un balazo le ingresó al conductor por la axila izquierda. Las vainas levantadas por la policía científica son de una pistola calibre 9 milimetros

Al ponerse en movimiento la camioneta, los agresores aparentemente la siguieron unos metros a bordo de la moto para luego escapar por calle Santa Fe hacia el oeste.

Dentro de la camioneta, patente INF 426, el clima era insoportable. Baggio, hijo de un fuerte empresario ligado a la industria de bebidas de Entre Ríos y dueño junto a su familia de distintos establecimientos agropecuarios, intentó tirarse del vehículo. Mientras tanto, un agente de tránsito que vio toda la escena corría detrás de la Toyota para detenerla, lo que finalmente hizo el mismo joven mientras suplicaba ayuda.

Inmediatamente se cruzaron desde la terminal los policías destacados allí e intentaron socorrer a las víctimas. "La chata no la dejo, tengo plata adentro", le escucharon decir al joven Baggio algunos testigos.

La zona se pobló de móviles policiales y unos veinte minutos después llegó la ambulancia, según contó un comerciante de la zona. Una vez allí intentaron reanimar a Bereciartu, pero la acción fue infructuosa y falleció cuando era trasladado al Hospital de Emergencias.

En la comisaría 7ª Baggio declaró que "estaban de paseo en la ciudad", que era un viaje relámpago y que "habían hecho trámites referidos a su actividad agropecuaria", según informó el comisario Guillermo Morgans. El joven empresario sostuvo que no habían salido de ningún banco ni hecho trámites vinculados con dinero.

Sin embargo, una versión que no fue confirmada por fuentes policiales sostenía que los ladrones habían dado cuenta de un cheque de 36 mil pesos.

Las víctimas son personas muy conocidas en el ámbito de su comunidad. Juan Pablo Baggio proviene de una familia ligada a la industria de bebidas y jugos naturales. Es hijo de Pino Baggio, quien hace pocos meses dejó el directorio de la empresa familiar para dedicarse a nuevos emprendimientos agropecuarios.

En tanto Julio Bereciartu, había sido gerente de la firma Baggio, donde fue mano derecha de Pino Baggio y ahora eran socios en el negocio agropecuario. Alternaba con su hermano Celso la presidencia del Club Tiro Federal de Gualeguaychú. Actualmente era vocal de esa entidad, una de las instituciones que organiza anualmente el llamado "Carnaval del País". El club presenta y patrocina la comparsa Ará Yeví, una de las más importantes de ese evento.

"De joven fue suboficial del Ejército, se retiró hace varios años. Tiene un hijo de unos 20 años y otro chiquito de un segundo matrimonio. La ciudad está conmocionada", comentó a La Capital una vecina de la localidad entrerriana.

Juan Pablo Baggio colabora con su padre en sus actividades agrarias. "Es un chico con poca experiencia que está haciendo sus primeras armas en la industria", sostuvo una fuente de la población.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS