Policiales

Más de treinta balazos en una cuadra dejaron daños y una mujer lesionada

Tiene 46 años y sufrió el roce de un proyectil. Autos, aberturas de viviendas y otros objetos fueron perforados. Fue en Dorrego al 4300.

Jueves 04 de Abril de 2019

Una mujer de 46 años resultó levemente herida la noche del martes en una brutal balacera en Dorrego al 4300, en la zona sur de la ciudad. Según confirmaron fuentes judiciales la víctima no era destinataria de la agresión y anoche se encontraba fuera de peligro. Respecto del móvil del ataque, al cierre de esta edición se analizaban al menos dos líneas de investigación surgidas de testimonios que no coincidían en algunos detalles. Lo que sí quedó claro, en cuanto a la magnitud del atentado, es que en la escena se colectaron casi treinta vainas servidas calibre 9 milímetros.

En ese contexto, la misma noche del martes se reportó un hecho similar a unas cinco cuadras de allí. En este caso resultó lesionada una niña de 10 años que al cierre de esta edición también se encontraba fuera de peligro internada en el Hospital de Niños Víctor J. Vilela (ver aparte). La investigación de ambos episodios, cuya vinculación hasta anoche no estaba establecida ni descartada, está a cargo de la fiscal de Flagrancia Mariángeles Lagar.

"Un bestia"

El violento episodio se desató alrededor de las 21 del martes en Dorrego al 4300, casi en el cruce con el pasaje Maratón. Según se pudo reconstruir entre la información preliminar aportada por la Fiscalía Regional y el relato de algunos vecinos, un vehículo llegó al lugar, detuvo la marcha y entonces uno de sus ocupantes comenzó a disparar con un arma similar a una ametralladora.

"Iban dos en el auto, uno manejaba y otro tiraba. Bajó la ventanilla y empezó a disparar más de 20 tiros. No dijo nada", relató a medios televisivos Juan, dueño de una pequeña despensa ubicada en el cruce de Dorrego y Maratón donde algunas botellas de gaseosas fueron perforadas por las balas.

"Estaba tomando mate con mi hermano, ni me dio tiempo de meterme adentro", recordó el comerciante, quien calificó de "falopero" y "bestia" al tirador, porque "disparó a matar; si hubiera querido asustar habría tirado al aire".

Las balas impactaron contra puertas, ventanas y autos estacionados en la cuadra. Uno de los disparos rozó a una mujer de 46 años que se encontraba en la vereda y fue identificada como Liliana R. Según los voceros consultados, la víctima sufrió una lesión —una suerte de raspón— en su rostro, fue trasladada al Hospital Roque Sáenz Peña y ayer estaba fuera de peligro.

Motivos

Fuentes judiciales y policiales coincidieron en que la víctima aseguró que no sólo no conocía al agresor sino que además no tenía problemas con nadie, dato que fue corroborado en el vecindario.

En cuanto a los móviles posibles del atentado anoche había al menos dos líneas de investigación según testimonios colectados que no coincidían en su totalidad. Por ejemplo, señaló un vocero judicial, la mujer baleada señaló que los disparos fueron efectuados desde una Ford EcoSport color bordó mientras que otros testigos refirieron que los agresores circulaban en un Volkswagen Gol de color gris o rojo.

También circulaba otra versión que indicaba que el tirador se bajó del vehículo para efectuar los disparos.

En esa nebulosa también se tomaba un rumor que ponía como destinatario del ataque a un joven apodado "Locato" cuyo nombre sería Brian T.

Según algunos de los relatos, dados a conocer por fuentes policiales, este joven estaba parado en la esquina pero resultó ileso. Lo cierto es que cuando llegaron los uniformados, el presunto blanco de la balacera ya no se encontraba en el barrio.

Con este panorama, "con testimonios divergentes en cuanto a la mecánica del hecho y el vehículo empleado", al cierre de esta edición la fiscal no descartaba ninguna línea de investigación mientras seguía colectando testimonios.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario