Policiales

"Los narcos siguen siendo muy mal vistos en los barrios"

Sobre Rosario se ha construido una imagen de ciudad narco. Una idea donde la metrópolis parece ser la única del país afectada por un fenómeno que tiene a la violencia como sello

Domingo 24 de Marzo de 2019

Sobre Rosario se ha construido una imagen de ciudad narco. Una idea donde la metrópolis parece ser la única del país afectada por un fenómeno que tiene a la violencia como sello. "Es importante poder desarmar imágenes que se construyen sobre la ciudad y que no salen de la nada. No es que no sucedió nada en Rosario desde 2013, cuando se produjo el pico de homicidios, a esta parte. Hay distintos procesos que se van dando en paralelo. Hay algunos más estructurales, otros más locales. Algunos muy ligados a las políticas de seguridad que se implementaron y muchos de esos elementos colaboraron en la construcción de la imagen de Rosario de hoy. Esa imagen se aleja de lo que sucede, le saca complejidad a lo que sucede y evita tener políticas más efectivas para combatir la violencia letal en los barrios. ¿Las muertes son un problema grave? Bien, ¿cómo se va a abordar eso?¿Qué hace el Estado con estas muerte que a la mayoría de la sociedad no les importa? Son muertes que no son investigadas adecuadamente, entonces el matador sigue dando vueltas, se generan revictimizaciones. Hay muchos actores que están colaborando para que estos pibes sean matables. Que sus muertes no generen mayores consecuencias. Es muy complejo el abordaje.

—¿Cómo son vistos los narcos en los barrios?

—Siguen siendo muy mal vistos. Algunos adultos dicen «envenenan a nuestros pibes», la idea de la droga como veneno. Los pibes lo plantean, aunque de manera más fluctuante, como un lugar de explotación y de opresión. Otra diferenciación que hacían es la manera de vincularse con la policía. El ladrón estaba más ligado a un arreglo tradicional, no me metas preso y te doy tanta plata, que al narco que trabaja con sectores de la policía.

—Pero no se puede andar por las calles delinquiendo sin cobertura.

—Hay dos categorías que organizan el mundo de los pibes y del delito en los los sectores populares: tener «cartel» y tener «cabida». Los narcos aparecen también como quien tiene cabida con la policía. Como en todos los mundos a veces es importante saber a quien hay que recurrir en el momento indicado.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});