Policiales

Los motivos de la libertad condicional

Jueves 30 de Mayo de 2019

Andrés Soza Bernard mató a su novia en 2008, fue condenado a 13 años de prisión, y en 2016 fue detenido por volver a matar. ¿Por qué estaba libre? La pregunta se centró entonces en la jueza de Ejecución que autorizó su salida. Pero la magistrada para conceder el beneficio se ajustó a la ley.

La norma establece que la libertad condicional se asigna cuando el preso cumple dos tercios de la pena. Sin embargo la ley de Ejecución fue modificada en 2011 con un instituto que se reconoce como estímulo al estudio. Este apartado implica que se conceden dos meses de cumplimiento de pena por cada curso aprobado que no puede superar los 20 meses.

Soza Bernard realizó numerosos cursos de formación profesional a lo largo de su detención en el Campo Virtual de la UNR al cual accedía con autorización en la biblioteca del penal. Obtuvo así 19 meses de adelanto con esos cursos acreditados mediante certificados: por ejemplo como agente transportista aduanero, despachante de aduana, perito en comercio exterior entre otros.

Esto le permitió salir 19 meses antes de cumplidos los dos tercios con toda legalidad. Accedió al beneficio el 5 de octubre de 2015, o sea, a los siete años de estar detenido. Su comportamiento en ese momento era ejemplar y nunca recibió una sanción disciplinaria. Y los informes para decidir la libertad condicional los impartieron el Organismo Técnico Criminológico y el Consejo Correccional con dictámenes favorables y por unanimidad.

En agosto de 2014 comenzó salidas laborales contratado para tareas administrativas por un estudio de comercio exterior. El juzgado realizó constataciones rutinarias: Soza Bernard siempre estaba allí no solo trabajando sino que su empleadora estaba conforme con su desempeño.

El martes pasado fue declarado reincidente lo que impide que reciba beneficios de excarcelación. Además afronta un juicio con pedido de perpetua.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario