Policiales

Los linchamientos "son conductas lamentables", según el jefe de policía

José Luis Amaya, titular de la Unidad Regional II de Policía, dijo que "no son el camino correcto". Además señaló que la delincuencia "no es la misma que hace 20 años y esto ha ido evolucionando".

Miércoles 02 de Abril de 2014

En el marco de los episodios de linchamientos a jóvenes acusados de robos, el jefe de la Unidad Regional II de Policía, José Luis Amaya, dijo que se trata de "conductas lamentables" y que ese "no es el camino correcto". Alertó sobre el crecimiento de la violencia en la ciudad y de la delincuencia en las últimas dos décadas.

"Lo que implican estos casos de justicia por mano propia son conductas lamentables. Si bien se entiende la cuestión social de lo que estamos pasando todos estamos sujetos a un sistema de justicia en el cual somos juzgados en el caso que nos apartemos de lo que manda la ley y en consecuencia cumplimentar una sentencia", sostuvo Amaya.

En diálogo con "La barra de Casal" de LT3, dijo que reproducir este tipo de acciones "no es el camino correcto". Advirtió además que "la delincuencia en sí no es la misma que hace 20 años atrás" y que "lamentablemente esto ha ido evolucionando".

"Lo que procuran las fuerzas policiales es ir adelantándose en estas cuestiones, entendemos que hasta la complejidad del delito ha cambiado y la ciudadanía no escapa a esa realidad. Se está dando cuenta, por eso van buscando alternativas como el botón antipánico o las llamadas comunitarias", afirmó el comisario inspector Amaya.

Dijo además que "la policía está trabajando para evolucionar a la par del delito" con cursos de perfeccionamiento "y hasta en algunos casos tecnologías que antes no existían". Destacó en este caso los patrullajes aéreos que se realizan por las noches desde un helicóptero. Una tarea que entiende ha dado "resultados positivos".

De todas formas, Amaya alertó que además "ha evolucionado la violencia dentro de la sociedad" y que "es totalmente distinta a las de muchos años atrás" y que "por eso tenemos que sufrir las consecuencias de los homicidios".

Sobre este último punto si bien  reconoció la presencia de bandas delictivas, apuntó que desde la policía también se advierten "muchas cuestiones interpersonales que antes se resolvían de una manera y que ahora terminan con la pérdida de vida de una persona". Un fenómeno que para el jefe policial muestra "el grado de violencia que existe en la misma sociedad".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario