Policiales

Los integrantes de la banda de Los Monos quedaron más cerca de ir a juicio

Las controversias de un expediente. Tras el rechazo de las apelaciones, un camarista no hizo lugar al recurso de inconstitucionalidad presentado por las defensas.

Miércoles 09 de Abril de 2014

Los 36 acusados de pertenecer a una asociación ilícita comandada por la familia Cantero quedaron más cerca de llegar a la instancia del juicio. Es que el mismo camarista penal que rechazó las apelaciones de todos los procesamientos dictados en febrero pasado por el juez de Instrucción Juan Carlos Vienna a los implicados en la causa, decidió no hacer lugar al recurso de inconstitucionalidad planteado por los abogados de los imputados y así evitó que el expediente suba en esta primera instancia hacia la Corte Suprema de Justicia provincial.

Como sostuvo este diario en su edición de ayer, en base a una cuestión técnica el juez de segunda instancia Rubén Darío Jukic consideró que no correspondía revisar las apelaciones presentadas por los defensores porque no causa un "gravamen irreparable" a los imputados que no están privados de su libertad, ya que su situación pueden revertirse o discutirse más adelante en un juicio. Y sólo aceptó revisar la prisión preventiva dictada a las 18 personas que están detenidas y a uno de los acusados con pedido de captura.

Con esa resolución, los imputados de integrar la llamada banda de Los Monos vieron frustrada su intención de discutir los procesamientos en una instancia de apelación en audiencias orales y públicas previas al juicio.

Rechazo y recurso. Los abogados de los principales acusados habían cuestionado la decisión de Jukic mediante un recurso de inconstitucionalidad con la intención de llevar el debate a la Corte Suprema provincial, pero el camarista tampoco hizo lugar a esa vía. En una nueva resolución que se conoció ayer rechazó ese planteo, con lo cual los acusados quedaron aún más cerca de la instancia de juicio (por la fecha del hecho que se juzga todo el proceso será escrito a menos que las partes decidan llevarlo a la oralidad).

Antes de que los procesamientos queden firmes, de todos modos, a las defensas les queda por explorar la posibilidad de un recurso de queja ante el máximo tribunal provincial para que dirima el asunto.

El camarista Rubén Darío Jukic se ocupó de las apelaciones en la causa de Los Monos en un trámite que se realizó tal como lo estipula para estos casos el nuevo régimen procesal penal santafesino. Las apelaciones habían sido presentadas por 34 de los 36 acusados, entre civiles y empleados de fuerzas de seguridad, quienes fueron procesados por Vienna el 19 de febrero pasado. Todos ellos fueron acusados de liderar o pertenecer a una asociación ilícita dedicada a cometer delitos varios, entre los que el juez consideró acreditados los homicidios y el tráfico de drogas (por eso una copia del expediente fue girado a la Justicica federal).

El caso del comisario. Por su parte, la fiscal Adriana Camporini había apelado la falta de mérito dictada al comisario inspector de la Secretaría de Delitos Complejos Gustavo "Gula Gula" Pereyra al considerar que existían elementos para enviarlo a juicio. Al analizar si correspondía o no conceder esos recursos, Jukic se amparó en lo que determina la ley para estas causas previas a la reforma penal: señaló que la apelación corresponde "únicamente en las sentencias definitivas y en las resoluciones que causen un gravamen irreparable".

Para el camarista no genera perjuicio un procesamiento porque se trata de una medida preliminar, que puede ser revertida por el mismo juez Vienna o discutirse más adelante en un juicio.

Así, rechazó revisar los procesamientos de todos los acusados. Con argumentos similares, tampoco dio curso al planteo de la fiscalía respecto de "Gula Gula" Pereyra: dijo que la falta de mérito es una medida provisoria y no definitiva como un sobreseimiento. Es decir que el comisario aún sigue vinculado a la investigación de la causa.

Tras dejar fuera de discusión los procesamientos, el camarista sólo aceptó revisar las apelaciones de las medidas cautelares que afrontan los 18 acusados que están en prisión o con medidas restrictivas de su libertad. Ellos son los presuntos líderes del clan, Ariel Máximo "Guille" Cantero y su madre Patricia Celestina Contreras; los procesados como integrantes civiles Mariano Ruiz, Norberto González, Jorge Emanuel Chamorro, Leandro Vilches, Angel Villa, Miguel Angel Vilches, Susana Alegre y el representante futbolístico Francisco Lapiana; y los uniformados Juan Marcelo Maciel, Juan José Raffo, Juan Angel Delmastro, Waldemar Gómez, Roberto Mario Otaduy, Eduardo Enriquez, Sergio Blanche y Diego Cárdenas.

Asimismo, el camarista aceptó revisar la orden de detención que pesa sobre el procesado Carlos Fernando Fleitas, quien gozaba de una libertad con restricciones y está con pedido de captura desde que el magistrado ordenó su detención al procesarlo.

Todas esas revisiones se harán en audiencias públicas pero con una extensión de los plazos habituales "al presentarse el caso con pluralidad de imputados y como supuesto de delincuencia organizada, con inusual y extrema voluminosidad de las actuaciones labradas", argumentó Jukic.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario