Policiales

Lorincz admitió que vendía drogas pero despegó a su esposa, Yanina Alvarado

Los juzgan por integrar una estructura que cayó en 2014. Son familiares de Esteban Alvarado, imputado por instigar el crimen de un prestamista.

Lunes 11 de Marzo de 2019

En el juicio por narcotráfico que se sigue a diez personas acusadas de componer una estructura de comercio de drogas en la zona oeste de Rosario antes del alegato del fiscal pidieron hablar los imputados. Fabricio Lorincz se hizo cargo de ser un vendedor de estupefacientes pero aseguró que no integraba ninguna organización. A la vez despegó a su mujer, Yanina Alvarado, del grupo llevado a juicio. Aseguró que su esposa estaba incorporada al negocio porque él se lo exigía.

La atención que despertó este juicio iniciado hace tres semanas está conectada a otro proceso judicial. Yanina Alvarado es hermana de Esteban Alvarado, quien desde noviembre está bajo la máxima atención de las autoridades santafesinas, al detectarse que en una casa de su propiedad fue retenido el prestamista Lucio Maldonado, poco antes de que encontraran su cuerpo sin vida con tres balazos cerca del Casino City Center.

Esteban Alvarado nunca fue acusado en causas de drogas en Rosario pero es mencionado hace años por dedicarse a este negocio. Fue detenido el 2 de febrero en Embalse Río Tercero junto a su familia y traído a Rosario una semana después, donde fue imputado en el Centro de Justicia Penal como ideólogo del asesinato de Maldonado. Aún cumple condena impuesta por un tribunal de San Isidro como líder de una banda que robaba y desguazaba vehículos de alta gama.

Además de sostener que Yanina Alvarado actuaba en el grupo por su imposición, lo que declaró Lorincz fue que él vendía y se conectaba con gente que distribuía drogas, pero que no integraba ninguna organización y mucho menos la lideraba.

Hace cuatro años

Yanina Alvarado y Fabricio Lorincz fueron apresados en 2014 como integrantes de una cadena de comercialización de cocaína y marihuana que desplegaba su actividad, con diez personas en distintos roles, en la comercialización de drogas en la zona oeste rosarina. Según la pesquisa, de las tareas de campo e inteligencia realizadas así como de las escuchas telefónicas y mensajes de texto se pudo advertir la existencia de dos líneas de distribución.

"Una de las líneas se dedicaba principalmente al comercio de drogas sintéticas como LSD, éxtasis y ketamina y estaba a cargo de Miguel Angel Lotufo. Y la otra, que traficaba cocaína y marihuana, era manejada por Gustavo Ariel Ramírez", señaló al acusarlos el responsable de la pesquisa, el entonces fiscal federal Mario Gambacorta.

En esta segunda línea aparecía como abastecedor Lorincz, el marido de Yanina Alvarado. Ambos fueron detenidos en diciembre de 2014, junto con Ramírez, en una casa en la zona de Cerrito al 1500.

En otros domicilios allanados y vinculados con la pareja, uno en Cochabamba al 6800, se secuestraron diez kilos de marihuana distribuida en ocho panes y 228 gramos de cocaína compactada. En dicha vivienda también se secuestraron once teléfonos celulares y una importante suma de dinero. Esa propiedad, estableció al procesarlos el juez federal Carlos Vera Barros, pertenecía a Lorincz pero se encuentra a nombre de su pareja. Ramírez, en tanto, fue detenido en Facundo Quiroga al 400 de Roldán en donde, según establece el juez, se produjo el secuestro de casi un kilo de marihuana.

Ramírez aparecía en conexión con Lorincz. En la primera etapa del juicio el fiscal Federico Reynares Solari llamó la atención, al difundirse escuchas telefónicas, en un diálogo que mantiene Lorincz con Ramírez a propósito de una diferencia que éste mantiene con otros presuntos distribuidores. Como para zanjar ese pleito Lorincz le pide a Ramírez que le destaque al otro que "a vos te banca el cuñado del Esteban", como se lo conoce a Alvarado. Esto parecía no tener como propósito generar una carga imputativa sino poner de manifiesto el peso de la presencia de una persona que, se sospecha, tiene un rol activo en el narcotráfico local.

La semana pasada terminaron las audiencias de testigos presentados en el trámite que se celebra en el Tribunal Federal Oral 3 a cargo de Esteban Martínez, Osvaldo Facciano y Ricardo Vázquez. Este jueves se reanudarán con el alegato acusatorio del fiscal y luego seguirán las primeras defensas. Se estima que a finales de mes se conocerá la sentencia.

Esta causa llegó a juicio oral después de que se frustrara un procedimiento abreviado que estaba tan avanzado que llegó a tener fecha para ser homologado. Ese acuerdo iba a ser el 4 de diciembre pasado por el mismo tribunal de juicio, pero una de las partes decidió dar marcha atrás por lo que el caso se terminó ventilando en audiencias orales en Oroño al 900 desde el 21 de febrero pasado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});