Policiales

Lo sorprenden sacando el auto de la casa, lo golpean y le roban

Fue a las 9 de ayer en Riobamba al 700. La víctima es vicepresidente del club Central Córdoba y secretario del Sindicato de Viajantes de Rosario. Los ladrones se llevaron dinero.

Miércoles 15 de Octubre de 2014

Una puerta entreabierta se ha transformado, para los delincuentes, en una oportunidad para obtener un beneficio económico rápido y exitoso. La entradera, como se denomina a la modalidad delictiva en la que el maleante aprovecha ese contexto para ingresar a una vivienda y asaltar a sus ocupantes, se volvió a repetir ayer en el barrio República de la Sexta. La víctima fue un hombre conocido. Luis Stern, secretario general del Sindicato de Viajantes Rosario y vicepresidente del Club Central Córdoba. Stern terminaba de abrir el portón del garaje de su casa para sacar el auto cuando fue abordado por dos ladrones que llegaron en moto. A culatazos en la cabeza lo metieron adentro de su domicilio y, junto a su hijo de 21 años, los maniataron con precintos plásticos. En 10 minutos los ladrones se hicieron con un botín de unos 3 mil pesos y objetos personales de las víctimas. aunque otras fuentes aventuraron que el monto robado ascendió a 40 mil pesos.

"La verdad, la sacamos barata". En cinco palabras, Iván, el hijo del gremialista, sintetizó lo que le tocó vivir junto a su padre ayer, poco antes de las 9 de la mañana, en su casa de Riobamba al 700. "Yo me estaba cambiando y escuché voces de hombres que no eran la de mi papá. Cuando me asomé, vi que lo entraban dos masculinos a culatazos en la cabeza y sangraba mucho", explicó el joven sin poder abstraerse del lenguaje policial contagiado desde los medios orales. "Nos mantuvieron en el living y en mi habitación. Nos maniataron con precintos plásticos y nos pedían plata, plata, plata", recordó el joven. "A mí no me hicieron nada, pero a mi papá le pegaron mucho en la cabeza", explicó Iván.

"¿40 mil pesos? No sé de dónde sacaron eso. Se deben haber llevado entre 2.500 y 3 mil pesos, que es lo que teníamos entre los dos. Mi papá no maneja dinero en casa", indicó el muchacho. Stern debió ser asistido en el hospital Español, donde tras permanecer unas horas fue dado de alta. Fue la primera vez que la familia sufre un robo en su domicilio.

Entreabierta. La familia Stern vive desde hace 15 años en Riobamba al 700, en una casa de dos plantas, sin cámaras de videovigilancia y con alarma, en una zona apacible de la ciudad, con mucho tránsito y con algunos vecinos caminando. En la misma cuadra, a unos 40 metros y sobre la vereda de enfrente funciona el Instituto Universitario Italiano de Rosario en Ciencias de la Salud. Una institución que cuenta con vigilancia privada. Luis Stern es secretario general del Sindicato de Viajantes de Rosario, al que representa en la CGT local, y desde el 26 de marzo pasado también es vicepresidente del Club Central Córdoba.

Después del feriado largo, Stern se preparó para sacar el auto de su cochera poco antes de que dieran las 9. Mientras tanto Iván, su hijo, terminaba de cambiarse para salir juntos. "Mi papá tenía la puerta entreabierta del garaje para sacar el auto, cuando le llegaron dos hombres que circulaban en una moto. Los dos ladrones llevaban revólveres", explicó otra de las familiares de la víctima.

Los ladrones naturalizaron sus movimientos y, mientras uno estacionaba la moto sobre la vereda, el otro se abalanzó sobre Stern y con un par de culatazos lo metieron al interior. Todo duró menos de diez segundos. La moto quedó estacionada sobre la vereda mientras los ladrones retenían a padre e hijo. A ambos los maniataron con precintos plásticos y les exigieron dinero. Durante diez minutos, aproximadamente, los ladrones dispusieron de la casa y sus víctimas.

Encerrados. "La policía nos dice que no hablemos con la prensa porque los ladrones van a saber más de nosotros, pero yo quiero hablar. Quiero que se sepa lo que nos pasó. Lo que le hicieron a mi papá y cómo lo golpearon", expresó indignada otra de las hijas de Luis Stern.

Una vez que los maleantes se dieron cuenta que ya no había más dinero en la casa, dejaron encerradas a sus víctimas y se fueron de la casa llevándose las llaves. Tras ello Luis Stern fue a parar al hospital por el traumatismo de cráneo ocasionado por los culatazos. La denuncia quedó radicada en la seccional 4ª y actúa la Fiscalía de Flagrancia.

Detenidos

Cuatro jóvenes cayeron a poco de fracasar en una entradera la noche del lunes en Zuviría y Guatemala, en el oeste de la ciudad. Padre, hijo y un familiar llegaban a su casa y fueron atacados por cuatro ladrones que iban en dos motos. Las víctimas se resistieron, pusieron en fuga a los ladrones pero uno de ellos fue herido con un tiro en una pierna. Poco después los maleantes fueron apresados en inmediaciones del lugar. Fueron identificados como David Alberto R., de 30 años; Jonatan Ezequiel G., de 24; Brian David O., de 16; y Pablo Nahuel R., de 22, quienes tenían un revólver calibre 38.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario