Policiales

Lo sacan de la cama a la madrugada y lo ejecutan con un tiro en la frente

Crimen mafioso en Villa Gobernador Gálvez. La víctima fue definida como un ladrón reconvertido en vendedor de drogas. Su esposa y sus hijos fueron encerrados en una pieza.

Viernes 09 de Enero de 2015

Cuando Pablo Andrés Duré escuchó ayer a la madrugada el estruendo que provocó la rotura de la puerta de su casa, supo que el destino lo había alcanzado. Los vecinos dijeron que fueron cinco los hombres que llegaron en un Peugeot 307 gris. Y que tras romper la puerta de la vivienda con un objeto similar a un ariete, al menos dos de ellos ingresaron a la casa ubicada en el barrio Soldado Aguirre de Villa Gobernador Gálvez. Al hombre lo sacaron de la cama, lo maniataron con precintos plásticos y lo separaron de su mujer y sus hijos, que a esa hora dormían. Lo llevaron al baño y ahí lo ejecutaron con un disparo en la cabeza calibre 22 con un arma muñida de silenciador. Luego los maleantes se apoderaron de un Citroën C4 gris que está a nombre de la suegra de Duré y desaparecieron en medio de la noche.

La investigación quedó en manos del fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos, Adrián Spelta. Desde la fiscalía se mostraron cautos a la hora de valorar el móvil del asesinato a sangre fría, aunque en las inmediaciones de la escena del crimen se presentaba como una venganza narco. "No descartamos ninguna hipótesis", indicó el fiscal.

Duré era oriundo de barrio Alejandro Magno, cercano al arroyo Saladillo. Era un "cañero viejo", dijeron los pesquisas utilizando los términos callejeros que hacen referencia al pedigree delictivo de un ladrón acostumbrado a robar con armas objetivos importantes. "Era un muchacho al que le daba la nafta y la pera para ir de frente. No era alguien que iba a pegar por la espalda. Si te la tenía que poner, iba de frente", indicó un allegado al hombre asesinado. En los últimos años tuvo un importante incremento patrimonial y en el barrio se lo reconocía como "Pablo, el guaso".

"El guaso tenía bronca con mucha gente y era cantado que en algún momento se la iban a poner. El cambió de palo. Dejó el choreo y se volcó a la droga. Y en ese palo lo que impera es el interés y la traición. El vuelto le pudo haber venido por cualquier lado", indicó un vocero de la pesquisa. Y una fuente tribunalicia indicó que el hombre no tenía causas en la Justicia Federal.

Con chalecos. Hay barrios de la zona sur de Rosario que interactúan con Villa Gobernador Gálvez como si se tratara de un sólo escenario: Las Flores, San Martín, Irigoyen y Saladillo, por ejemplo. No es descabellado que un oriundo de Saladillo termine sus días en Villa Gobernador Gálvez. Así fue que Duré, su esposa y sus hijos dejaron la zona sur rosarina y se afincaron en una vivienda de Levalle al 2500, a cuatro cuadras de un tradicional supermercado chino ubicado sobre la avenida Soldado Aguirre. A esa casa lo fueron a buscar ayer, pasadas las 4.30 de la mañana, para matarlo.

En el vecindario corrían dos versiones sobre el asesinato. Las dos coincidían en que cinco hombres llegaron en un Peugeot 307 gris. Dos o tres de esos hombres, según la versión que se escuche, ingresaron vistiendo chalecos antibalas similares a los de la policía santafesina. Los maleantes habrían utilizado un ariete similar a los que la fuerza utiliza para derribar las puertas en los allanamientos.

Una vez adentro de la casa buscaron a Duré, lo sacaron de la cama y lo separaron del resto de su familia, a quienes encerraron en un cuarto maniatados con precintos plásticos. A la víctima también la maniataron con precintos y lo arrastraron hasta el baño.

La esposa de Duré contó ante los investigadores y en medio de un shock que vio a "dos hombres" que se quedaron con su marido. Que una vez que los escuchó irse se libró de las amarras y lo comenzó a buscar en toda la casa. Lo encontró tirado en el baño. Tenía un disparo calibre 22 que le ingresó por la frente, sobre el lado derecho. El disparo fue ejecutado desde corta distancia y una vaina quedó bajo el cuerpo. Sin embargo la mujer dijo que "no escuchó disparo alguno", por lo que se sopecha que los delincuentes utilizaron un silenciador.

La otra versión que circuló sobre el asesinato indica que a Duré sus captores lo sacaron de la casa, lo hicieron caminar o él mismo los condujo hasta las inmediaciones de la casa de un pariente que reside a unos pocos metros. Y que luego lo metieron a su casa nuevamente con el final ya conocido. Los cierto es que los homicidas se llevaron un centro musical y un Citroën C4 color gris que estaba a nombre de la suegra de Duré. El caso está en manos del fiscal Spelta, su brigada operativa y efectivos de la subcomisaría 26ª, de Villa Gobernador Gálvez.

Puerto San Martín

Lucas Daniel Toniatti, de 23 años, fue asesinado a balazos la noche del miércoles en la zona de Presidente Perón y las vías, en el barrio Bella Vista de Puerto General San Martín. Fue tras una discusión que mantuvo con los ocupantes de un Ford Focus gris en el que iban una mujer y dos hombres que, supuestamente, lo increparon por el robo de una moto. Por el hecho fue detenida Mariela Verónica V., de 41 años, mientras la policía buscaba a un tal “Pato”, de 40 años. Es el segundo crimen cometido en esa localidad en cuatro días.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS