Policiales

Lo mataron porque contó que en su casa había plata

A Atilio Castro lo hallaron desfigurado el martes. A su mujer, enferma mental, la golpearon ferozmente. Ella tenía dinero en la casa y los agresores se habrían enterado. Detuvieron a un joven de 20 años.

Jueves 16 de Agosto de 2012

A Atilio Armando Castro lo mataron a golpes en la cabeza. A este hombre, con antecedentes delictivos entre 1974 y 1998, lo encontraron los vecinos el martes por la mañana en un pasillo en Rodríguez y Garibaldi. Castro vivía con su concubina y su hija de 11 años a doce cuadras de ese lugar, en el barrio Parque Casado. El móvil que desencadenó esta historia, que incluyó una tremenda agresión física posterior contra la mujer de la víctima fatal y un ataque sexual a la nena, sería el robo. Ocurre que Castro habría comentado a sus compañeros de copas que su mujer tenía dinero escondido en la casa.

Ayer por la mañana la policía detuvo a un joven de 20 años como sospechoso de participar en el homicidio. También se lo acusó de participar en la sucesión de delitos contra la familia de Castro que incluyeron el robo calificado con privación ilegítima de la libertad, un ataque sexual y lesiones gravísimas. La secuencia es investigada por la jueza de Instrucción Roxana Bernardelli y la fiscal Nora Marull.

La aparición del cadáver de Castro fue el primer eslabón de una cadena de delitos graves.

Todo se inició el lunes por la noche cuando Castro llevó a dos hombres a su casa de Parque Casado a tomar unas copas.

En esa vivienda Castro vivía con su pareja, una mujer de 51 años que padece una patología psiquiátrica, y su pequeña hija de 11 años.

Los tres hombres bebieron hasta emborracharse y a medianoche salieron del lugar. Fue el último mojón de normalidad.

El análisis preliminar del forense señala que Castro, hallado cerca de las 8 de la mañana del martes, murió por golpes en la cabeza y llevaba entonces seis horas sin vida. Alrededor de las 6 de la mañana los dos hombres que habían bebido con Castro regresaron a su casa y golpearon la puerta. Mediante un ardid lograron que María Gabriela T., mujer de Castro, les franqueara la entrada y ahí se desató el pandemonium.

Uno de los agresores golpeó salvajemente a la mujer y por las heridas la debieron internar en el hospital Italiano. El otro fue al cuarto donde dormía la nena y abusó de ella. Castro les habría comentado a sus compañeros de copas que su mujer tenía dinero en la casa.

Dada la patología psiquiátrica de María Gabriela un hermano es administrador de sus bienes. La familia de la mujer posee una óptica en el centro de la ciudad y ella recibe utilidades de ese comercio y de la renta de algunas propiedades. Eso permitía a la familia una vida sin apremios económicos.

Irreconocible. Castro fue identificado recién a las 15 del martes. Hasta entonces trabajaban en el caso al menos cuatro dependencia policiales. Efectivos de la comisaría 15ª y la sección Homicidios en la escena del crimen, en Rodríguez y Garibaldi. Uniformados de la seccional 18ª por las lesiones gravísimas de María Gabriela. Y policías del Centro de Atención a Víctimas de Delitos Sexuales por la denuncia de abuso que hizo el hermano de María Gabriela sobre el ataque a la nena.

Ayer por la mañana efectivos de la comisaría 18ª detuvieron en una vivienda de pasaje Príncipe de Gales al 3200, a tres cuadras de la casa de Castro y su familia, a Juan V., de 20 años. Se lo acusó por homicidio, robo calificado, privación ilegítima de la libertad, violación y lesiones gravísimas. El otro sospechoso, de 18 años, se mantiene prófugo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario